Bancos usan reservas para salvar monedas
Enviar
Bancos usan reservas para salvar monedas

Bloomberg
Nueva York

Los bancos centrales de América Latina están viéndose obligados a usar una cantidad sin precedente de divisas, acumuladas durante el alza de seis años de las materias primas, para impedir que sus monedas se hundan en la peor crisis financiera desde la Gran Depresión.
Brasil vendió dólares por primera vez en cinco años y México ofreció $2.500 millones en el mercado al contado después de que sus monedas cayeron lo máximo en al menos un decenio. Chile puede seguir sus pasos después de que el peso descendió lo máximo en casi cuatro años, dijo el analista Rodrigo Valdés de Barclays Capital.

El peor colapso de monedas en Latinoamérica desde las crisis de los mercados emergentes de la década de 1990 está haciendo que las deudas en dólares de las compañías se abulten a la vez que está desatando pérdidas de derivados, y puede atizar la inflación.
La decisión de intervenir se produjo horas después de que los bancos centrales de Estados Unidos, países europeos y Canadá redujeron los tipos de interés en un intento conjunto de descongelar los mercados de crédito.
“Por mucho tiempo, estos bancos centrales dijeron que su acumulación de reservas era como una política de seguros”, dijo Felipe Pianetti, estratega del equipo de JPMorgan Emerging Markets en Nueva York. “Ahora es el momento de usarlas”.
Las reservas internacionales de Brasil aumentaron más de 400% a un récord de $208.000 millones desde enero de 2003, ayudadas por los ingresos crecientes de la soja, el mineral de hierro y las exportaciones de azúcar. En México, el segundo productor de petróleo más grande de América Latina, las reservas casi se duplicaron a $83.600 millones en el periodo. Las reservas chilenas subieron a un récord de $22.400 millones en agosto, ayudadas por las ventas de cobre.
El real de Brasil se desplomó hasta un 9% a 2,55 por dólar, el mayor descenso desde que el banco central abandonó una tasa fija de cambio en enero de 1999 después de haber gastado más de $30 mil millones de reservas en nueve meses.
Después de tres ventas de dólares por parte del banco central, el real redujo las pérdidas al 1%, a 2,3342 por dólar. El real ha tenido una baja de 33% tras alcanzar un máximo de 1,5545 por dólar el 1º de agosto.
El banco central de Brasil no dijo cuánto vendió en las subastas de ayer.
En México, el peso en determinado momento cayó lo máximo desde 1994, año en que el presidente Ernesto Zedillo se vio obligado a devaluar la moneda para no agotar las reservas del país. El peso se hundió hasta un 13,8% a un mínimo récord de 14,2927 antes de menguar el retroceso después que el banco central anunció las subastas de dólares. El plan incluye las ventas de $1.500 millones, seguidas por $400 millones en los días siguientes si el peso cae más del 2%.
“En situaciones extraordinarias, el Banco de México ha estado dispuesto a intervenir en el mercado cambiario”, dijo Gray Newman, economista jefe para América Latina de Morgan Stanley en Nueva York. “Esto constituye una situación extraordinaria”.
El peso chileno cayó lo máximo desde noviembre de 1992, desplomándose hasta un 4% a 619,40 por dólar, lo más débil desde octubre de 2004.
Si bien los Gobiernos de Brasil, México y Chile aron la bonanza de las materias primas en los últimos años para reducir la deuda en dólares, algunas empresas están sufriendo por el desmoronamiento de las monedas.
Dos de los mayores exportadores de Brasil, Aracruz Celulose S.A. y Sadia S.A., perdieron alrededor de la mitad de su valor de mercado tras haber dicho el 26 de setiembre que habían hecho apuestas erradas en materia de monedas que pueden costarles un monto combinado de $1.200 millones.
Controladora Comercial Mexicana SAB, propietaria de supermercados y comercios Costco stores en México, cayó un 44% ayer tras decir que el hundimiento del peso incrementó el costo de su deuda extranjera “significativamente”. Grupo Industrial Saltillo SAB, la compañía de autopartes y materiales de construcción mexicanos, pidió a la bolsa local que suspenda la cotización de s acciones antes de anunciar que asumirá un cargo de $48,5 millones relacionado con derivados.
El colapso de las monedas puede también atizar la inflación, que ha excedido o está por superar las metas establecidas por los estrategas en la región.

Ver comentarios