Enviar
Bancos satisfechos con designación de Bancrédito

Aprueban a entidad como administrador de recursos para banca de desarrollo, pero hay desacuerdos sobre el uso del “peaje” para obtener recursos

Agustina Cobas
[email protected]

La aprobación del proyecto de ley de creación de la banca de desarrollo, donde se establece que Bancredito será el administrador de los recursos que se generen para otorgar préstamos a personas y empresas no bancarizadas fue bien recibido en el ámbito bancario.
La nueva ley tendrá como fin regular la administración y utilización de los recursos para financiar proyectos productivos, los que se obtendrán a través de fideicomisos agropecuarios, el aporte del 5% de las utilidades de los bancos públicos y el “peaje” bancario que aportan las entidades privadas por tener derecho a captar depósitos en cuenta corriente.
Bancrédito tendrá a cargo la administración del fondo de crédito para el desarrollo conocido como “peaje” bancario y el megafideicomiso creado por esta ley.
La entidad estatal manejará ambas operaciones por periodos de cinco y tres años, respectivamente, y luego de ese plazo el megafideicomiso se adjudicará mediante licitación entre los bancos públicos.
Respecto a la selección de Bancrédito como administrador de los recursos, los bancos consideran que fue una buena elección.
“Es una institución bancaria que a lo largo de su trayectoria ha mostrado una vocación y servicio a los sectores productivos y a la pequeña y microempresa, por lo que estimamos que podrá ser un buen administrador de los fondos”, comentó Franco Naranjo, presidente de la Cámara de bancos y entidades financieras y gerente de Banco Improsa.
De acuerdo a la ley, una de las fuentes de recursos para dicho mega fideicomiso es el “peaje” bancario, un pago que las entidades bancarias privadas realizan por tener derecho a captar depósitos.
En este punto, los banqueros consultados difieren respecto a la efectividad de usar estos recursos para financiar proyectos de banca de desarrollo.
“Siempre hemos opinado que dada la naturaleza volátil de los recursos provenientes del “peaje”, estos no son aptos para destinarlos a banca para el desarrollo”, opinó Naranjo.
Para otros participantes del mercado, es posible que la utilización de estos recursos cumpla su objetivo final.
Me parece mejor y más justo que el sistema anterior, es más probable que se logre la meta final”, comentó Gilberto Serrano, gerente de Banco Lafise.
Por otra parte, los bancos estatales que han estado muy activos en la colocación de créditos para banca de desarrollo, como el Nacional y el Popular, consideran que esta iniciativa ayudará a fortalecer y regular este tipo de créditos.
“El mercado tiene grandes necesidades de generación de fuentes de acompañamiento financiero y no financiero, por lo que más allá de generar luchas de competidores, la ley pretende integrar más actores y ordenar la administración de recursos”, señaló Magdalena Rojas, gerente de banca de desarrollo del Banco Popular.
Además, la mayoría de las entidades bancarias esperan que esta nueva iniciativa se convierta en un complemento a los programas que actualmente ofrecen.
“Específicamente en los fideicomisos de garantía y capacitación, esperamos que sea un complemento, ya que los clientes actuales y potenciales podrán tener la opción de más fondos para formación empresarial y como alternativas de garantía”, comentó Luis Corrales, director de BN Desarrollo.
Ver comentarios