Enviar
En el país se han almacenado las células del cordón umbilical de 1.536 personas
Bancos de células madre se abren paso

• ProVida inaugurará instalaciones por demanda, mientras que Cordón de Vida abrirá operaciones locales

Karen Retana y Yesenia Garita
[email protected]
[email protected]

La posibilidad de tratar hasta 90 tipos de enfermedades se ha convertido en una inversión a largo plazo para algunas familias y un negocio potencial para quienes brindan este servicio.
Prueba de ello es que después de cuatro años de operaciones, la firma ProVida ampliará sus instalaciones debido a la demanda.
Este banco inaugurará en mayo sus nuevas instalaciones y en febrero pasado obtuvo una certificación de calidad en el protocolo de procesamiento de las células.
En este centro se ha almacenado la sangre del cordón umbilical de 1.536 personas.
Ninguno de los clientes directos ha utilizado las células, sin embargo, fueron usadas en el tratamiento de familiares (un hermano y un padre).
“Hasta el momento se han superado todas las expectativas planteadas para los primeros cinco años. El crecimiento nos ha obligado a construir un nuevo laboratorio, el primero de Latinoamérica con cuarto limpio y aire estéril circulante para el proceso de las células madre”, sostuvo Eduardo Glenn, director general de ProVida.
Este es el primer banco de capital latinoamericano en abrir oficinas en otros países de la región.
Actualmente cuenta con oficinas en Costa Rica, Guatemala, El Salvador, un representante en Nicaragua y pronto abrirá su filial en Panamá.
“Estamos en la negociación para la apertura de laboratorios en dos países de Sudamérica”, dijo Glenn.
El establecer el primer laboratorio completo para almacenamiento de células madre en criogenia (que es el conjunto de técnicas utilizadas para enfriar a temperatura de ebullición) permitió además que se estableciera en el país incluso el primer Instituto de Medicina Celular, único centro para tratamientos con células madre en el área.
ProVida es el único banco latinoamericano que además ofrece la alternativa de expandir o multiplicar las células almacenadas.
“Las células pueden ser usadas por el dueño o su familia pero sin agotar la cantidad original”, manifestó Glenn
El potencial existente en Costa Rica para este tipo de negocios también atrajo a la empresa panameña Cordón de Vida la cual ofrece los servicios de recolección, traslado y almacenamiento de las células madre a sus laboratorios a Estados Unidos y Panamá desde finales del año pasado.
La logística para enviar la sangre del cordón a sus laboratorios en el extranjero funciona por medio de una aerolínea contratada y la muestra es procesada en menos de 48 horas después del nacimiento del bebé, sostuvo María Fernanda Egloff, propietaria de Cordón de Vida en Costa Rica.
La expectativa de la compañía para este año es cubrir el 10% de las personas que dan a luz en instituciones privadas, para que tomen el plan de almacenamiento de las células madre con Cordón de Vida.
Para lograr la meta la compañía está trabajando de cerca con ginecólogos a nivel nacional, asimismo imparte cursos de parto en hospitales privados.
“Las familias pueden hacer uso de las aplicaciones conocidas hoy en día, además del potencial de lo que la ciencia médica desarrolle a futuro”, agregó Egloff.


Ver comentarios