Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Bancos canadienses baten expectativas

| Lunes 09 marzo, 2009



Bancos canadienses baten expectativas

Los seis principales bancos de ese país generaron 2,33 millones de dólares canadienses en el último trimestre

Eugenia Soto y agencias
[email protected]

Los principales bancos canadienses reportaron ganancias colectivas de 2,33 mil millones de dólares canadienses entre noviembre de 2008 y enero de este año, mientras al sur de la frontera el Gobierno estadounidense debió rescatar en varias ocasiones a varias entidades financieras.
La mayoría de los bancos sobrepasó con facilidad las expectativas de los analistas de mercado. La ganancia del Bank of Nova Scotia incluso creció un 1% a 842 millones de dólares canadienses, reportó el diario canadiense Globe and Mail.
El Banco de Montreal, el cuarto más grande de Canadá, informó que sus ganancias cayeron un 12% a 222 millones de dólares canadienses.
Los dos bancos se unieron a los otros cuatro grandes bancos de Canadá que anunciaron resultados por encima de lo esperado.
“Estamos en un momento económico duro”, dijo Rick Waugh, CEO de Scotiabank durante la asamblea anual de accionistas en Halifax, Nueva Escocia.
Bank of Montreal, el banco señalado como el más propenso a recortar sus dividendos según analistas, informó a sus accionistas que no tiene planes de tomar acciones de ese tipo.
Mientras los bancos están apoyándose en la fortaleza de sus operaciones crediticias en Canadá, que contribuyen en gran parte a sus ganancias; también están ganando clientes debido a que la crisis ha forzado a algunos competidores internacionales a replegarse.
“Hemos reemplazado a los bancos extranjeros que han dejado el mercado canadiense”, aseguró Waugh al Globe and Mail en una entrevista.
Los requisitos de capital más elevados de Canadá y límites más estrictos de préstamos que los bancos europeos rebasaron por un 50% ayudaron a los prestamistas canadienses a evitar la mayoría de las provisiones y pérdidas que están afectando a sus competidores en todo el mundo, aunque la economía del país cayó en recesión y la tasa de desempleo subió a un máximo en cuatro años.
Solo dos bancos regionales canadienses han quebrado desde 1923. El único apoyo del Gobierno ha sido un compromiso de comprar hipotecas por hasta $125 mil millones canadienses, lo que permitirá a los bancos aumentar los préstamos a compañías y consumidores.
Los bancos canadienses están más limitados que sus competidores internacionales en la cantidad de préstamos que pueden otorgar. Se requiere a los prestamistas del país apartar un mínimo del 7% de activos ponderados al riesgo como capital regulatorio, en comparación con el 6% para los bancos comerciales estadounidenses.
Incluso la fortaleza de los bancos canadienses no ha de evitar que la economía se vea afectada por la crisis mundial. La octava economía mundial se contraerá un 1,2% este año, en parte debido a la caída de exportaciones de crudo y otras materias primas, de acuerdo con las proyecciones del Banco de Canadá.
Por otro lado, el mercado inmobiliario canadiense ha tenido mejor suerte que el estadounidense, donde los precios de casa cayeron un 19% en diciembre con respecto al mismo mes de 2007.