Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Banco Central gastará más reservas para estabilizar el tipo de cambio

Tatiana Gutiérrez Wa-Chong [email protected] | Martes 20 junio, 2017

Las reservas monetarias son como los ahorros de una familia que permiten hacerle frente a una emergencia y contar con un monto alto les da confianza a los inversionistas”. Foto: Shutterstock/LA REPUBLICA.


El Banco Central seguirá gastando reservas monetarias internacionales durante el segundo semestre del año para estabilizar el tipo de cambio, que seguirá presionando al alza.

Esto se dará por dos grandes culpables que provocan una mayor demanda de dólares: la baja en la temporada de turismo (que provoca menos ingreso de divisas al mercado) y la mayor compra de los importadores y comerciantes que hacen sus inventarios para la época navideña.

“Esta tendencia ha sido histórica y el Banco Central lo sabe; por eso, tomó otras medidas para controlar el tipo de cambio como aumentar el premio por invertir en colones. Al país no le conviene bajar el blindaje. Las reservas son como los ahorros que tienen las familia para hacer frente a una emergencia y contar con un monto alto les da confianza a los inversionistas”, destacó Adriana Rodríguez, economista de Scotiabank.

Otra de las medidas tomadas por el Banco Central en mayo pasado fue disponer de $1.000 millones para intervenir entre días en el mercado cambiario (esto permite vender dólares entre una sesión y otra en el Monex) y así frenó el rally alcista que mantenía el precio del dólar.

Lea más: Deudores en dólares se verán afectados por alza en tasas de la Fed

“Con esta decisión, el Banco Central trató de ordenar el mercado cambiario”, dijo Róger Madrigal, director de la División Económica del Banco Central.

Las reservas monetarias internacionales disminuyeron un 11% durante el primer semestre, por un monto de $855 millones y la expectativa es que esa tendencia continúe.

Lea más: Monex –Subasta ¿Cómo funcionará el nuevo mecanismo?

En mayo las reservas cayeron $275,4 millones y el dólar se disparó hasta los ¢600.

Durante la primera quincena de junio, el tipo de cambio en el mercado mayorista de divisas (Monex) redujo en forma importante la volatilidad que reflejó en mayo, promediando los ¢571 por dólar y permitiendo que la depreciación acumulada del año alcanzara un 2,6%.

El sector Público No Bancario se caracterizó, durante ese mismo periodo, por ser un oferente neto de dólares, mientras que el sector privado continuó demandando dólares, aunque en menor medida, alcanzando los $82 millones.

“El Banco Central no tiene instrumentos directos para controlar el tipo de cambio que no sea gastar reservas monetarias o un mayor crecimiento de la economía. El segundo factor no existe; porque las exportaciones y la inversión extranjera directa están creciendo, pero no tanto, como para darle tanto dinamismo a la economía”, aseguró Roxana Morales, economista de la Universidad Nacional. {link3}

Hay dos factores externos que también preocupan y son el alza internacional del petróleo, que aunque en Costa Rica se mantiene estable, está provocando un incremento en otras materias primas. Así como la reciente noticia dada por la Reserva Federal de Estados Unidos, de que subirá tres veces su tasa de interés, lo que podría generar presiones al tipo de cambio y en las tasas de interés internas.

Anoche, el Banco Central modificó el Reglamento para las Operaciones Cambiarias de Contado (ROCC) y eso obliga a todos los intermediarios cambiarios (puestos de bolsa, casas de cambio, bancos e inversionistas independientes)  a presentar un porcentaje de sus colocaciones en moneda extranjera (PME) antes del 30 de setiembre de 2017.


NOTAS RELACIONADAS