Adolfo Haug

Enviar
Viernes 25 Mayo, 2018

Banca para el Desarrollo, una experiencia de éxito en BAC

La reforma integral al Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), por medio de la Ley 9274, aplicada en noviembre de 2014, significó un cambio de paradigmas en la forma en que los bancos públicos y privados disponían de los fondos del llamado “peaje bancario”, formado por los recursos del encaje mínimo legal.

Si bien el SBD fue creado por ley en 2008, considero que es a partir de la reforma de 2014 y su reglamento, que se logra aprovechar plenamente los múltiples beneficios que ofrece para el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas.

Según datos publicados por el SBD, solo con los recursos del “peaje bancario” se logró el financiamiento de casi 29 mil operaciones de crédito, por un monto superior a los ¢172 mil millones en apenas tres años, entre 2014 y 2017.

En BAC Credomatic, como operador autorizado del SBD, estamos muy satisfechos con el aporte que hemos podido dar al desarrollo de las pymes y los pequeños productores, a partir del financiamiento otorgado con los recursos del encaje legal, a tasas muy atractivas y en condiciones favorables para ellos.

En nuestro caso, colocamos tanto de forma directa como por medio de empresas “ancla”, las cuales a su vez benefician a la red de proveedores que forman parte de su cadena de valor. Además, hemos implementado varias modalidades crediticias como BAC Verde, BAC PyME, Fomento a las Microfinanzas y Encadenamiento Productivo, enfocadas a este segmento beneficiario del SBD.

Con una estrategia de alianzas y de productos innovadores hemos podido llegar a la mayor cantidad de clientes produciendo valor para todas las partes: las pymes, el banco y las empresas e instituciones de crédito aliadas al programa.

El impacto social y económico de este programa nos hace sentir orgullosos, pues consideramos que más allá de simplemente otorgar créditos, estamos contribuyendo a que se cumplan sueños y se genere así una mejor calidad de vida y desarrollo para todos estos pequeños y medianos empresarios, que son uno de los grandes motores que mueven la economía de nuestro país.

Los resultados de poder utilizar los recursos del peaje bancario han sido más que satisfactorios para BAC Credomatic, ya que a 32 meses de implementada la medida nuestro saldo a abril 2018 asciende a cerca de $118 millones, con más de $205MM desembolsados, en beneficio de más de 3 mil micro y pequeñas empresas localizadas en todo el país, sobre todo en la Gran Área Metropolitana.

Asimismo, llegamos al sector agricultura con un 80% del total de los empresarios beneficiados y un 60% del monto colocado, lo cual va muy en línea con el espíritu del legislador respecto al uso de los fondos de esta ley. Adicionalmente, es un sector donde en BAC Credomatic tradicionalmente no había estado presente y gracias a las alianzas e innovación en la metodología de análisis, lo hemos hecho posible.

Otro logro digno de mencionar es el de la perspectiva de género, ya que el 32% de las empresas beneficiadas están liderado por mujeres. Esto nos ha motivado a profundizar en el segmento femenino ideando estrategias nuevas de apoyo, lo cual también tiene que ver con el espíritu de la Ley en materia de beneficiar a sectores prioritarios.

Nos complace saber que este esfuerzo ha sido trascendental en el cumplimiento de objetivos del SBD, al lograr alcanzar sobre todo a las microempresas, hacia las cuales se canalizó el 76% de los recursos durante 2017.

Adolfo Haug
Gerente MIPYMES, BAC Credomatic