Enviar
Proyecto condonará ¢7.500 millones en deudas a productores agropecuarios
Banca de Desarrollo recibió segundo debate

• Bancrédito será quien administre los fideicomisos que se entregarán

Carlos Jesús Mora
[email protected]

El proyecto que permitirá la creación de una banca para el desarrollo quedó aprobado ayer en forma definitiva.
Anoche los 40 diputados presentes en la sesión plenaria votaron afirmativamente la iniciativa en segundo debate.
El proyecto persigue crear un sistema que financie proyectos productivos a quienes por alguna razón no pueden tener acceso a los créditos tradicionales de la banca, Bancrédito será la entidad que administre estos fondos.
La Banca de Desarrollo se financiará mediante fideicomisos agropecuarios, aportes del 5% de las utilidades de los bancos públicos y el peaje bancario que aportan las entidades privadas por tener derecho a captar depósitos en cuenta corriente.
El año anterior las ganancias de los bancos públicos fueron de $199 millones, de haber estado en vigencia esta legislación hubiesen tenido que girar a la banca de desarrollo $10 millones.
De igual manera, el texto estipula que un consejo rector, integrado por dos ministros de Gobierno, dos representantes de la Unión de Cámaras —de los sectores agrícolas e industrial— y un gerente, deberá dictar las políticas generales de prestación.
A través de esta iniciativa se pretende además condonar el 80% de las deudas de los productores que al 31 de marzo anterior debían ¢16.850 millones al Fideicomiso Agropecuario, en total este monto suma cerca de ¢7.500 millones.
En el Congreso se celebró anoche la celeridad con la que se tramitó este proyecto, que llevaba más de 12 años en la corriente legislativa y que ha contado con al menos 25 proyectos infructuosos
A pesar de no ser un proyecto de la agenda del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta), los diputados resaltaron la importancia de que esta iniciativa se haya aprobado antes de la entrada en vigencia del acuerdo comercial.
“La aprobación de este proyecto tiene mucha relevancia en relación al Cafta, pues les permitirá a sectores como las mujeres, agricultores de escasos recursos y a las pequeñas y medianas empresas obtener créditos en condiciones favorables”, dijo José Joaquín Salazar, diputado de Acción Ciudadana.
En ese mismo sentido, Jorge Eduardo Sánchez, diputado socialcristiano, comentó que “este sistema pretende apoyar proyectos productivos viables no sujetos de crédito en el sistema financiero ordinario”.
Jack Liberman, presidente de la Cámara de de Industrias —entidad que tendrá una banca en el consejo rector— dijo que esta iniciativa permitirá fortalecer la capacidad competitiva del sector productivo.
Se estima que para iniciar, el sistema cuente con ¢40 mil millones al año, se estima que la banca alcanzará al 65% de la población con dificultades para acceder a créditos tradicionales.
El proyecto de Banca para el Desarrollo forma parte de la agenda social convocada por el Ejecutivo al Congreso, la cual está conformada por otras iniciativas rezagadas como las Reformas a la Ley de Concesión de Obra Pública, iniciativa para la cual se espera un trámite también expedito.


Ver comentarios