Enviar
Ballack da boleto a Alemania

Susana Ruiz y EFE
[email protected]


Un disparo de larga distancia de Michael Ballack en el minuto 49, le selló el pasaporte a Alemania para los cuartos de final de la Eurocopa 2008, y despidió del certamen al otro anfitrión, Austria, que hasta el último juego del grupo B, luchó por seguir con vida en el torneo.
Alemania, que antes de empezar la Eurocopa, tenía la etiqueta de favorita para pasar a la siguiente ronda, sin ningún problema, tuvo su gran sorpresa con la derrota que sufrió ante Croacia, que terminó primera del grupo e invicta, y se vio amenazada por un modesto equipo local, austriaco, que también trabajó por dejarlo fuera de la competición.
Y en los primeros 45 minutos no lo dejó hacer su juego.
Michael Ballack, rodeado en todo momento de contrarios, asumió la dirección
y copió el juego del rival. Mucho balón largo y poca precisión.
Sin embargo, Alemania pudo resolver el encuentro a los tres minutos en un pase de Mirolav Klose que desperdició Mario Gómez. Solo dentro del área pequeña y a puerta vacía, el atacante dio el balón mordido y lo pudo sacar con la coronilla Gyorgy Garics, bajo palos.
Ahí se acabó el arsenal alemán, en la primera mitad, ya que no volvió a asustar a Jürgen Macho más que con un disparo de Lukas Podolski en el minuto 23.
Por su parte, Austria no mostró mucho, una caída de Erwin Hoffer ante Christoph Metzelder, un disparo lejano de Rene Aufhauser y otro remate de cabeza forzado de Christian Fuchs fueron todo su argumento en el juego.
Y tenía que salir a relucir la experiencia, esa que posee el cuadro germano y así fue cuando su capitán, Michael Ballack, en el minuto 49, sacó un bólido que se fue a colar al ángulo para el 1-0, suficiente para clasificar a los cuartos de final.
Ahí se acabó el morbo y gran parte de la emoción, porque con el marcador a favor la selección germana ya no se iba a dejar sorprender, ni Austria estaba en condiciones de ponerle en demasiados aprietos.
Ver comentarios