Logo La República

Sábado, 24 de agosto de 2019



MAGAZINE


Balerom ya tiene segunda "pasión descontrolada"

Dinia Vargas [email protected] | Lunes 13 septiembre, 2010



Balerom ya tiene segunda “pasión descontrolada”
“Hay quienes se identifican con mi trabajo, a ellos les sigo cumpliendo”, aseguró el cantante nacional

Calientita, así se encuentra la última producción discográfica de Balerom, “… ya pasión descontrolada Vol II”, disponible esta semana.
Ya había lanzado al mercado el Vol I, pero este nuevo álbum viene con mejor sonido, producido con más y mejores recursos.
“El ‘Vol I’, hasta este momento, era el disco que más me había dejado satisfecho de mis 11 producciones editadas. Creo que el ‘Vol II’ viene a ocupar un lugar muy cercano al ‘Vol I’ en ese sentido”, comentó el músico.
El ‘Vol II’ incluye 12 tracks, con duraciones que van desde 15 segundos hasta cinco minutos.
En este disco como solista de Andrés de la Espriella, su verdadero nombre, líder de Evolución, se puede encontrar un análisis de la realidad social del país, con un sello muy propio.
“Hay mucha irreverencia, tragicomedia y sobre todo un espíritu satisfecho, contento con su realidad y su público. En Costa Rica no es buen negocio vender discos. Este es hecho con cariño. Hay quienes se identifican con mi trabajo y me han apoyado, a ellos les sigo cumpliendo”, expresó.
¿Cuál es la diferencia entre Balerom y Evolución? “Balerom y Evolución desde el punto de vista armónico y conceptual, son tendencias abismalmente distintas”, dijo el cantante.
Fue en 2005 cuando Balerom decidió experimentar como solista, en un disco que incluyó muchas rarezas.
“Les comenté a los miembros de Evolución que estaba experimentando con los pocos recursos que tenía y que me estaba gustando el resultado. Fue una pasión que no pude reprimir y por eso le decidí poner al proyecto ‘… y pasión descontrolada’”.
Para comprar el nuevo disco de Balerom puede llamar al teléfono 2254-0034 y hacer sus pedidos al distribuidor oficial, LUDIRO S.A.; también está en varias tiendas el país.

Dinia Vargas
[email protected]