Baldwin muestra las miserias del cine
Enviar

CINE

Baldwin muestra las miserias del cine

201305262232170.m7.jpg
El actor Alec Baldwin se unió al director James Toback para dar vida al documental "Seduced and abandoned" presentado la semana pasada en el Festival de Cannes.INTERNET / LA REPUBLICA
El director James Toback y el actor Alec Baldwin retratan con el documental "Seduced and abandoned" sus intentos infructuosos por conseguir financiación para una película, dentro de una industria que según ambos les trata con la misma ambivalencia que "una mala amante".
La cinta supone un viaje exploratorio por todo el proceso de negociación y, rodada durante el pasado Festival de Cannes, muestra cómo ambos, tal y como expresa el título, se ven constantemente "seducidos y abandonados" en la promesa de hacer un filme.

La búsqueda de fondos les sirve de excusa para reflexionar sobre el cine, el glamur e incluso la muerte, llegando en ese camino a la conclusión de que, según decía Orson Welles, al final pasas el 95% del tiempo intentando conseguir dinero para una película y un 5% haciéndola, lo que "no es vida".
Sentados en un hotel de Cannes, donde la cinta ha sido presentada fuera de concurso en sesión especial, los dos reconocieron ante un reducido grupo de periodistas internacionales que, con diferencia, sacar adelante este proyecto ha sido "la mejor experiencia" de su vida.
"Este tipo es el mejor —dice Toback sobre Baldwin—. Rápido, seguro de sí mismo, increíblemente inventivo, hilarante y con una energía sin fin. Como dijo Voltaire sobre Dios, 'si no existiera, habría que inventarlo'".
Conversaciones con los directores Martin Scorsese, Bernardo Bertolucci o Francis Ford Coppola, con el actor Ryan Gosling o con la actriz Jessica Chastain les permite abordar esta industria desde diferentes perspectivas, en las que queda claro que al final todo se reduce a una cuestión de dinero.
"Íbamos a hacer esa película o puede que no, pero no estábamos perdiendo el tiempo", respondió Baldwin al ser preguntado sobre si estaban de broma al acudir a inversores de países árabes con la intención de rememorar en ese supuesto filme escenas altamente explícitas de "El último tango en París".

Cannes / EFE
 


Ver comentarios