Enviar
Acumulado anual del índice de precios al consumidor subió a solo un 3%
Baja inflación despierta optimismo
• Por segunda ocasión en el año el país experimentó en noviembre una deflación


Wilmer Murillo
[email protected]

La baja inflación acumulada en el año, que apenas llegó al 3% en noviembre convirtiéndose en la más baja registrada en la historia de Costa Rica, ha despertado el optimismo entre empresarios y analistas.
El lento crecimiento de los precios al consumidor significa un mayor poder adquisitivo de las personas y por ende la posibilidad de mayor dinamismo en la demanda de bienes y servicios.
De igual forma una baja inflación hace que las tasas de interés que pagan los bancos a inversionistas y ahorrantes se vuelven más positivas en términos reales.
De enero a noviembre el Indice de Precios al Consumidor subió al 3%. A lo largo del año, el crecimiento mensual del indicador no ha superado el 1%, con excepción de julio.
Durante el último mes se presentó una variación de -0,16%, en los precios. La deflación se dio por primera vez este año en mayo (-0,12%). Antes de ello la deflación más reciente había sido la de diciembre de 2008.
La buena noticia recibida por los sectores productivos fue constatada por Mónica Araya, presidenta ejecutiva de la Cámara de Exportadores de Costa Rica, quien afirmó que el comportamiento inflacionario representa una buena noticia.
Ni siquiera un segundo mes de deflación —fenómeno contrario a la inflación— hizo mella en el ánimo de empresarios y analistas pues en Costa Rica la situación del mes anterior está muy lejos de ser una tendencia. Se requeriría una caída de los precios durante al menos dos trimestres, según el Fondo Monetario Internacional.
“Este año, el índice de precios internos ha sido el más bajo en los últimos 30 años, sin embargo esto no significa que sea permanente, lo veo como una deflación de tipo coyuntural, posiblemente por la caída en los precios del petróleo y materias primas importadas”, aseguró Fernando Naranjo, presidente de Taca Costa Rica.
En noviembre los incrementos en los precios al consumidor más importantes, por el monto y por la importancia en el presupuesto de los hogares, fueron los de pasaje de autobús y chile dulce; las bajas más significativas fueron las de gasolina y adquisición de vehículo.
A lo largo del año ambos rubros no han presentado sobreprecios por lo cual los especialistas afirman que los pronósticos de una inflación históricamente baja se van a cumplir sobradamente.
Incluso la inflación estará por debajo de la meta que el Banco Central se autoimpuso de crecimiento en los precios del 5% (más o menos un punto), en la segunda revisión de su programa macroeconómico de 2009 y 2010, anunciada el pasado 29 de julio.
Por otra parte, se espera que el público mantenga su nuevo patrón de consumo, muy parsimonioso en materia de gasto.
Por último la baja en el precio del dólar que monitorean las metodologías del INEC, muestra que muchos bienes importados se han abaratado y que algunos servicios como el turismo y comunicaciones con precios en los contratos vinculados al billete verde también han visto una disminución.
Otros factores que explican el menor incremento de algunos precios durante 2009 son el menor crecimiento económico, que debilita las presiones de demanda interna, así como la menor devaluación e inclusive apreciación del tipo de cambio, lo cual reduce el costo de los bienes y servicios importados.
Por otra parte, la contracción de liquidez en moneda local que realizó anteriormente el Banco Central por medio de venta de divisas contribuyó a sostener la inflación baja.


Ver comentarios