Enviar
Empresarios piden exclusión de las negociaciones
Industria alimentaria se rebela ante acuerdo con UE

• Comercio Exterior decidió poner productos en canasta de desgravación a diez años

Israel Aragón
[email protected]

Los empresarios del sector de la industria alimentaria y el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) iniciaron una disputa en torno al trato que se les debe dar a esos productos en el acuerdo de asociación con Europa.
Las compañías defienden firmemente que su sector, que incluye el azúcar y productos elaborados a partir de ella, así como conservas enlatadas hechas a base de frutas, vegetales y verduras, sea excluido por completo del pilar comercial que se negocia con la Unión Europea (UE).
Hasta ahora este grupo de artículos se había mantenido dentro de la canasta “F”, la cual contiene los productos que se busca dejar por fuera del tratado y seguir protegiendo con aranceles.
Sin embargo, para la próxima propuesta comercial que Centroamérica debe presentar a Europa, el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) pretende pasarlos a la canasta “E”, que agrupa los productos que gozarían de un plazo de desgravación de diez años.
La decisión fue comunicada esta semana a la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia) y se planteará la
próxima semana en la reunión que mantendrán los negociadores centroamericanos en Guatemala.
Durante el encuentro, el istmo preparará una nueva propuesta de acceso a mercado que deberá entregar a su contraparte europea en la primera mitad de setiembre, según se prevé.
Los negociadores también presentarán un balance de la última ronda de negociación del acuerdo y evaluarán cambios en la propia oferta regional, luego de que cada país realice su proceso de consulta a los sectores cuyos productos se cambiarían de canasta.
En Costa Rica los empresarios plantearon su descontento por el tratamiento que el Ministerio pretende dar a grupos de productos que Cacia ha señalado como sensibles ante los europeos.
“La Cámara ha señalado claramente su posición de exclusión ante este acuerdo, con la excepción de unos pocos productos. El Comex ha pasado por encima de la voluntad manifestada por el sector y ha realizado movimientos en las canastas de desgravación de algunos tipos de productos sin consultar a las empresas relacionadas”, afirmó Tomás Pozuelo, presidente de Cacia.
“Nosotros hacemo
s el producto preparado con valor agregado y se han ido a consultarles a los productores de materias primas; en algunos rubros no nos han contactado”, agregó.
Su postura se debe a que no ven “prácticamente ningún beneficio para la industria, porque en Costa Rica hay problemas de competitividad, y no se puede pensar en exportar a Europa si se tienen problemas para exportar a Guatemala”.
Para este sector, las políticas de comercio exterior deben centrarse antes en levantar las barreras que tienen para comerciar en Centroamérica, su mercado más importante, y luego pensar en extenderse a otros mercados.
Entre sus quejas está el que deban pagar cerca de un 40% de impuestos para traer azúcar de otro país del istmo, materia prima de la industria. Para ellos se debe consolidar la Unión Aduanera Centroamericana y luego pensar en extenderse a otras latitudes.
“Falta voluntad política para lograr la verdadera Unión Aduanera. Lo lógico es tener una apertura total en Centroamérica y eliminar los anexos que restringen el comercio de azúcar y café”, consideró Mario Montero, vicepresidente de Cacia.
Los produ
ctores también opinan que una eliminación de aranceles a la importación de productos derivados del azúcar o de la industria alimentaria sería perjudicial al sector, pues los europeos podrían traer su mercadería a precios más bajos por poder adquirir la materia prima de terceros mercados y a costos más asequibles.
Sobre el tema, se intentó conocer la postura de Comex, pero al cierre de edición, Marco Vinicio Ruiz, ministro del ramo, no había devuelto las consultas.
No obstante, el funcionario ha manifestado en el pasado que está dispuesto al diálogo y para ello se han abierto espacios de negociación con cada sector.
El otro tema que preocupa a este y otros sectores como el cafetalero es el de las reglas de origen. Este será uno de los pilares fundamentales de negociación para la próxima ronda, por celebrarse en octubre en Ciudad de Guatemala.
El tema preocupa a los fabricantes de productos con alto contenido de azúcar, quienes desean importarla de terceros mercados a precios más bajos a los locales e importar su producto terminado a Europa libre de impuestos, intención opuesta a la que pretenden los empresarios azucareros del país.
En cuanto a los bienes industriales, se hará una revisión exhaustiva de las reglas de origen la próxima semana, pues aún no se ha definido cómo se definirá de dónde es originario un producto de este tipo.
Ver comentarios