Aznar se muestra prudente
Enviar
Ex presidente no habla de Chávez pero menciona “creciente amenaza populista” regional
Aznar se muestra prudente

Gobierno español cree que presidente venezolano tiene interés en mantener cruce declaraciones

Bogotá
EFE

José María Aznar, ex presidente del Gobierno español, advirtió ayer en la capital colombiana sobre “la creciente amenaza de populismo en la región” y la necesidad de tener “agendas de libertad para frenarla”.
Sin embargo, Aznar no quiso hablar sobre el incidente del sábado pasado en la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile, en la que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, insistió en tacharle de “fascista” y en acusarle de apoyar el golpe de Estado que le apartó del poder dos días en 2002.
Aznar llegó el domingo a Bogotá y ayer, en medio de cámaras, micrófonos y periodistas que esperaban una declaración sobre ese incidente, pasó de largo para intervenir en la clausura del Primer encuentro de jóvenes líderes de Colombia, ex becarios de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que él preside con sede en Madrid.
Durante la reunión, a la que acudieron también jóvenes de varios países latinoamericanos, Aznar se refirió a “la importancia de contar con instituciones sólidas” y de fortalecer los partidos políticos “para enriquecer las democracias en Iberoamérica”.
Igualmente, dijo, existe la necesidad de contar con “buenos programas de gobierno para generar acciones ganadoras frente a fórmulas que sólo conducen al fracaso”.
En su disertación, que duró 15 minutos, el ex dirigente del Partido Popular (PP) agregó que “España no puede entenderse sin América, no se puede explicar sin América; los españoles no podemos entendernos ni explicarnos, ni en muestra historia, ni en nuestra proyección, sin América”.
Mientras tanto el Gobierno español cree que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tiene interés en mantener el cruce de declaraciones con España después de que el rey Juan Carlos le dijera que se callara durante la cumbre Iberoamericana de Chile.
Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro español del Interior, dijo ayer que Chávez cree que la polémica beneficia sus intereses y que, por eso, quiere seguir adelante con “este juego” de vincular a las autoridades españolas con el golpe de Estado que sufrió en 2002.
En rueda de prensa, Pérez Rubalcaba lamentó que el presidente venezolano “siga con sus cosas” después del incidente en la clausura de la cumbre de Santiago de Chile, cuando el rey de España le mandó callar en un momento en el que interrumpía la intervención del jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.
El mandatario español estaba exigiendo respeto para el ex presidente José María Aznar, a quien Chávez llamó “fascista” y acusó de estar relacionado con el golpe de Estado.
El ministro del Interior añadió que el Gobierno de España desea tener buenas relaciones con Caracas, pero advirtió de que para que eso sea posible lo “razonable” es que Chávez respete al jefe del Estado español, al presidente del Gobierno y a los ex presidentes.
Chávez insistió en las últimas horas en sus declaraciones y afirmó: “que responda el rey de España. Señor rey, responda ¿sabía usted del golpe de Estado contra Venezuela, contra el Gobierno democrático, legitimo, de Venezuela en 2002?”.
Desde la principal fuerza política de la oposición, el Partido Popular (PP), se exigió ayer al Gobierno que tome una serie de medidas ante las “gravísimas acusaciones” del presidente de Venezuela contra el monarca y contra España, incluida la llamada a consultas del embajador español en Venezuela.


Lamento

La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAM) “lamentó profundamente” ayer la “búsqueda innecesaria de confrontaciones” del presidente Daniel Ortega, en alusión a los ataques que lanzó en el plenario de la XVII Cumbre Iberoamericana, celebrada en Chile.
En un comunicado divulgado ayer, AMCHAM también lamentó “el cada vez más evidente alineamiento del presidente (Ortega) con el llamado socialismo del siglo XXI”, promovido por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
“La política exterior de Nicaragua no debe responder -nunca más- a intereses extranjeros sino a los de nuestro pueblo, que desea la paz y armonía con todos nuestros amigos”, agrega el comunicado de AMCHAM.
El organismo del sector privado, además expresó su “más firme respaldo al pueblo y gobierno de España, así como a Su Majestad Don Juan Carlos de Borbón, ante los injustificados ataques a su política exterior”.

Ver comentarios