Enviar
Ayuda millonaria para sector bancario irlandés

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea se reunirán el próximo domingo mediante teleconferencia para tratar sobre el rescate de Irlanda, según confirmó el jueves a Efe el portavoz de la presidencia del Eurogrupo, Guy Schuller.
La confirmación llega después de que varios ministros europeos apuntaran en esta dirección durante la jornada del jueves, entre ellos la responsable económica del Gobierno español, Elena Salgado, en la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Ministros.
El portavoz de la presidencia del Eurogrupo insistió en que los ministros sólo discutirán sobre el rescate de Irlanda, pese a la importante subida que ha vivido la deuda soberana de España y Portugal en la última semana.
“Sólo se hablará de Irlanda”, aseguró Schuller, quien explicó que los ministros harán público un comunicado tras la reunión.
Los responsables económicos de los Veintisiete ya se reunieron la semana pasada para tratar la delicada situación de la economía irlandesa y, antes incluso de que terminen las negociaciones sobre el programa de asistencia financiera, dieron una respuesta positiva a la petición de ayuda.
La presidencia del Eurogrupo confía en que las negociaciones entre el Fondo Monetario Internacional, la UE y las autoridades irlandesas estén prácticamente cerradas antes la reunión del domingo, de modo que los ministros puedan discutir su apoyo financiero sobre bases sólidas.
El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, también se mostró confiado en que la crisis financiera de Irlanda quede resuelta este fin de semana.
“Partimos del supuesto de que este fin de semana se tomen las decisiones oportunas”, dijo Schäuble ante el pleno del Bundestag, la cámara baja alemana, con motivo del debate final sobre los presupuestos generales para 2011.
El jefe del Tesoro alemán comentó que “nos encontramos inmersos en consultas intensas” y subrayó que los “efectos intranquilizadores” tras la solicitud de ayuda de Irlanda deben ser superados lo antes posible.
Asimismo comentó que se trabaja a marchas forzadas para desarrollar los nuevos mecanismos para defender la Eurozona en el caso de una nueva crisis financiera cuando caduque el actual fondo de rescate del euro en 2013.
Schäuble señaló que los detalles sobre esa iniciativa se conocerán lo mas tarde durante la cumbre de jefes de estado y Gobierno de la Unión europea los próximos 16 y 17 de diciembre
Sin embargo, la Comisión Europea aseguró el jueves que las conversaciones con Irlanda “van bien, están avanzadas, pero aún no han finalizado”.
Amadeu Altafaj portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios, dijo “Nada está concluido hasta que todo esté concluido”.
“Lo que importa no es el tiempo. Lo que importa es la calidad del resultado, que sea un programa sólido, que convenza a todos las partes implicadas”.

Bruselas/EFE




Pie de foto
Brian Lenihan ministro de Finanzas de Irlanda, dijo que estaba confiado en que la crisis de deuda en su país no causaría serias agitaciones en la zona euro. AFP/La República


**** Francesa ofrecerá servicios de internet en trenes

La compañía ferroviaria francesa SNCF ofrece a partir del 1 de Diciembre servicios multimedia y de Internet de pago en sus trenes de alta velocidad (TGV) que atraviesan el norte de Francia de oeste a este, y algunas que continúan a países vecinos como Alemania, Suiza y Luxemburgo.
El paquete de servicios presentado el viernes, bautizado 'Box TGV', incluye conexiones a Internet a unos $6.6 por hora y uno $13 por la totalidad del trayecto, pero también el visionado de películas, juegos, cursos de lenguas, documentales o programas educativos.

En la práctica, los pasajeros que se conecten con su ordenador en el tren accederán a una página de presentación “Box TGV” en la que podrán escoger la fórmula que prefieran, todas de pago y con la misma tarifa en primera y en segunda clase.

El propósito de estas nuevas prestaciones, que han requerido una inversión de $ 463 por cada convoy (18,2 millones para todos los TGV que se han equipado) es diversificar las fuentes de ingresos de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) y hacer más atractiva su oferta de viajes.
Se aplicará a las conexiones entre París y el este de Francia en el corredor de Estrasburgo, pero también su continuación en los países limítrofes hasta Zúrich, Múnich o Stuttgart.
Los trenes del consorcio internacional Thalys que cubre el corredor París-Bruselas-Amsterdam-Colonia (en el que la SNCF es el principal accionista) ya disponen desde 2009 de wifi gratuito en primera clase y una sala de reunión de pago en cada convoy.
Barbara Dalibard directora general de viajes de la compañía francesa, señaló que aunque la prioridad sigue siendo garantizar la regularidad de los trenes y la información a bordo, “notamos una demanda creciente para facilitar la vida de los viajeros y permitirles utilizar su tiempo de forma inteligente”.
Además, “una parte de esos servicios representan ingresos anexos” que pueden ser significativos, a imagen de lo que ocurre con algunas compañías aéreas, además de servir para captar pasajeros para el tren y constituyen un elemento de diferenciación, argumentó Dalibard.
La SNCF tiene en mente abrirse a medio plazo a la competencia en líneas que explota en la actualidad, con la llegada de operadores como el francés Veolia Transport, el alemán Deutsche Bahn, el italiano Trenitalia o el británico Virgin. París/EFE

***ONU busca impulsar un acuerdo en cumbre Climática

La ONU acudirá a la cumbre del cambio climático de Cancún (México) con la meta de impulsar la negociación de un acuerdo que siente las bases financieras de un eventual tratado global sobre reducción de emisiones.
En la conferencia de Copenhague de 2009 se acordó que los países ricos aportaran a corto plazo $30 mil millones a los países en desarrollo para adquirir tecnologías verdes y adaptarse a las consecuencias del cambio climático.
Con ese mismo fin, a partir de 2020 esas ayudas deberán aumentar a $100 mil millones.
Un año después todavía se desconoce qué métodos se utilizarán para recaudar el dinero prometido, ni qué mecanismos se implementarán para garantizar que los fondos se invierten.
Ese es el punto de partida de las negociaciones en materia de financiación que celebrarán los 194 países que se reunirán en Cancún del 29 de noviembre al 10 de diciembre.
“Ha llegado el momento de tomar decisiones, y hay que hacerlo en esta conferencia”, afirmó recientemente el secretario general adjunto de la ONU para planificación política, Robert Orr.
En su opinión, se necesitan acordar mecanismos que aporten “transparencia y claridad” para cerrar las negociaciones sobre la ayuda a corto plazo, mientras que descartó que se pueda llegar a un acuerdo en Cancún sobre los $100 mil millones anuales.

“Hace falta tiempo para discutirlo, ya que hablamos de grandes transferencias de dinero a través de múltiples mecanismos. Pero como mínimo necesitamos que se abra el debate”, explicó.

Para facilitar las negociaciones, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, encargó a un grupo de expertos encabezado por los primeros ministros de Noruega, Jens Stoltenberg, y de Etiopía, Meles Zenawi, la elaboración de recomendaciones sobre cómo recaudar los $100 mil millones anuales pactados en la capital danesa.
En el informe que entregaron el pasado 5 de noviembre ambos políticos afirman que generar esa cantidad es “difícil pero factible”, y proponen una amplia variedad de fuentes públicas y privadas, bilaterales y multilaterales para lograrlo.
También apuestan por explorar fuentes de financiación alternativas, como un impuesto a las transacciones financieras, y señalan que la tonelada de CO2 debería cotizar a entre $20 y $25 en los mercados de carbono para generar los ingresos requeridos.
“En cualquier caso, se necesitará financiación privada y pública y está en manos de los países determinar qué combinación de opciones les conduce a la meta de los $100 mil millones”, apuntó Orr.
Según el responsable de la ONU, un primer paso que puede adoptarse en Cancún es la creación de un “fondo verde” en el que ir acumulando donaciones voluntarias de cara a la financiación a largo plazo.
Sin embargo, en el actual clima de austeridad que predomina en Europa y Estados Unidos es “muy difícil” que los países desarrollados acepten ningún compromiso concreto en materia financiera, dijo a Efe el vicepresidente para energía y clima de la Fundación de Naciones Unidas, Reid Detchon.
“Sería una sorpresa que las negociaciones salieran más allá de los asuntos preliminares dadas las dificultades financieras y políticas en Europa y Estados Unidos”, resaltó.
De hecho, indicó Detchon, también hay dudas de que se desembolsen los $30 mil millones de la ayuda a corto plazo, ya que las diferencias acerca de los mecanismos de verificación son todavía amplias.
Para el embajador de Bolivia ante la ONU, Pablo Solón, que encabezará la delegación de su país en Cancún, incluso la cifra de $100 mil millones anuales es insuficiente.
Recordó que no cuenta con el aval oficial de todos los países miembros de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC).
El diplomático señaló a Efe que otros estudios indican que los países en desarrollo necesitan entre $400 mil millones y $2,4 billones anuales para enfrentarse al calentamiento global.
“El nivel de financiación no puede ser menor al de muchos de los presupuestos de defensa”, aseguró Solón, una de las voces más críticas en Naciones Unidas con el actual proceso de negociación.
El diplomático suramericano también criticó la importancia que da el informe del grupo asesor a los mecanismos de mercado para “movilizar” esos $100 mil millones de dólares.

“El informe diluye las responsabilidades de los países desarrollados y las transfiere a la mano invisible del mercado y la financiación privada”, dijo.

Como demuestra la posición boliviana, los países miembros de la UNFCCC tendrán que acercar muchos sus posturas en Cancún para poder aproximarse a la meta de la ONU de encauzar las negociaciones sobre financiación. Naciones Unidas/EFE





Ver comentarios