Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Ayuda al vender inmuebles

Redacción La República [email protected] | Jueves 05 abril, 2012



Ayuda al vender inmuebles
Analítica Inmobiliaria investiga el mercado y nivel de riesgo de una propiedad

¿Cuándo ingresó Analítica Inmobiliaria al mercado costarricense?
Iniciamos operaciones en agosto pasado. Desde entonces afinamos y automatizamos el método para hacerlo mucho más ágil.

¿Qué necesidad visualizaron al fundar la empresa?

Hace muchos años cuando comercializábamos los bienes adjudicados de un banco privado, era difícil vender muchas de las propiedades porque su mercado era muy limitado, lo que evidenciaba un problema sistémico en la forma de medir el riesgo y otorgar un crédito. Esto nos impulsó a diseñar nuestro método de medición de variables.

¿Qué servicios brindan?

Analizamos variables, medimos factores de riesgo y el potencial de venta de inmuebles que entidades financieras tomarán en garantía.

¿De qué manera se benefician los clientes que adquieren sus servicios?

Nuestro cliente tiene un panorama muy claro del potencial de venta de la propiedad que toma en garantía y sobre esa base la entidad financiera podrá medir mejor su riesgo.

¿Qué aspectos evalúan para otorgar valor a cualquier propiedad en venta?

Medimos factores geográficos, demográficos, vías de comunicación, acceso a servicios básicos, oferta y demanda y la zona específica donde se encuentra la propiedad.

¿Qué proceso realizan para evaluar los inmuebles?

El Scoring se basa en el análisis de datos del inmueble e imágenes satelitales de la propiedad, generando una calificación casi automática; y el trabajo de campo, donde visitamos el sitio, hacemos un recorrido por la zona y buscamos propiedades similares en venta.

¿Cómo evalúan su nivel de riesgo?
Evaluamos su ubicación geográfica, índices demográficos, factores de oferta y demanda, lo que nos permite definir su mercado y nivel de riesgo, si es un “mercado natural” compuesto por una población definida y con arraigo, con actividades económicas estables y acceso a servicios o un “mercado artificial” sujeto a una población itinerante y sin arraigo, con una economía menos estable y menor acceso a servicios.

Andrea González
[email protected]