Autos lujosos son blanco de protestas en Berlín
Enviar
Autos lujosos son blanco de protestas en Berlín

Renate Langanke, vecina de Berlín, se despertó poco después de medianoche por el estruendo de una explosión. Cuando la jubilada miró por la ventana, vio que salían llamas de dos automóviles marca Mercedes-Benz estacionados en la acera de enfrente.
“Había fuego y humo por todas partes, se podía oler la goma quemada, fue horrible”, señaló Langanke, que vive en un barrio tranquilo con calles arboladas en la zona oeste de Berlín, donde predominan los profesionales. “Aquí siempre me sentí segura, ahora tengo miedo.”
Los incendiarios prendieron fuego a 26 autos en la capital alemana en los últimos dos días, sobre todo Mercedes de Daimler AG, Bayerische Motoren Werke AG y Audi de Volkswagen AG, informó la policía el viernes. Esto lleva el número total de vehículos quemados en la capital alemana este año a por lo menos 138, más del doble de la cifra de todo 2010.

El mayor número de vehículos incendiados en Berlín coincide con los desmanes generalizados que se produjeron la semana pasada en Inglaterra. Hubo más de 1.500 detenidos luego de que indignados saquearon comercios, atacaron a los transeúntes y quemaron autos. En Berlín, los extremistas de izquierda eligen específicamente como blanco los autos de lujo alemanes, símbolos de la riqueza y el poder del país, explicó la policía.
“Los incendiarios quieren atacar a los que ellos califican de ‘ricachones’”, dijo el portavoz de la policía de Berlín, Michael Gassen. Una unidad especial está investigando los incendios como delitos políticos luego de que la policía recibiera cartas cuyos autores se atribuían la responsabilidad por esos hechos y denostaban la globalización, el aburguesamiento y el aumento de los alquileres en la capital alemana, dijo. Hasta ahora, no se han efectuado detenciones.
Los atentados se producen en momentos en que empeoran los datos económicos y el descontento político en el país. El crecimiento de Alemania, el año pasado el motor de la recuperación europea, casi se detuvo en el segundo trimestre. El producto interno bruto, ajustado por factores estacionales, aumentó 0,1% con respecto al primer trimestre, informó el jueves la Oficina Federal de Estadísticas con sede en Wiesbaden.
Transcurridos casi dos años desde que se inició la crisis de deuda europea en Grecia, la inquietud por el aporte de Alemania a los rescates también está afectando a la coalición de la canciller Angela Merkel en tanto los votantes se rebelan contra la entrega de ayuda a otros países de la zona euro.
Los demócrata cristianos de Merkel tienen el respaldo del 32% de la población, mientras que sus socios de coalición, los demócratas libres, cuentan con el apoyo del 3%, según una encuesta de Forsa dada a conocer el 10 de agosto. Ambos partidos ganaron las elecciones de 2009 con un apoyo combinado del 48,4%.
Los ataques alemanes apuntan a autos de lujo. Cuando en 2009 el país experimentó su peor recesión desde la II Guerra Mundial, un récord de 221 automóviles terminaron quemados. Un factor clave de los disturbios es que alrededor del 40% de los jóvenes alemanes carecen de título secundario o de un empleo pago, según Johannes Becker, titular del Centro de Estudios sobre Conflictos de la Universidad de Marburgo.
“En Gran Bretaña, tenemos el fenómeno de que la gente está predispuesta a unirse a la causa”, señaló Becker. “Ven que pasa algo y quieren ser parte de ello, echarle nafta al fuego, por así decirlo. En cambio, con la quema de autos en Berlín, están tratando concientemente de mandar un mensaje.”
“No es necesariamente la crisis financiera la principal motivación para estos ataques”, explicó Carsten Koschmieder, politólogo de la Universidad Libre de Berlín.
“Los responsables se ven como gente de izquierda y protestan contra el capitalismo, la globalización y el aburguesamiento.”

Berlín

Ver comentarios