Automotrices japonesas deberán aumentar pagas para atraer genios
Nissan planea contratar cerca de 150 ingenieros en Tokio para 2018, para trabajar en software, computación en la nube, análisis de datos y aprendizaje automático. Bloomberg/La República
Enviar

El cazador de talentos Casey Abel dedicó cuatro meses a intentar contratar un arquitecto de centro de datos para un fabricante de automóviles japonés y tuvo cinco reuniones con el cliente, una de ellas con el máximo ejecutivo. Al final, el especialista en tecnología de la información ingresó en una compañía extranjera de comercio electrónico por una paga significativamente mayor.

“Hay una enorme diferencia en los salarios”, dijo Abel, director general de la empresa de reclutamiento HCCR K.K., que ya lleva un año tratando de captar algunos candidatos de tecnología de la información, o TI.

“Algunos ingenieros ganan 20 millones de yenes ($170 mil) al año. Y uno trata de que encajen en la estructura tradicional de salarios industriales, donde la paga sería de 7 a 9 millones de yenes”, explicó.



Atraer a los mejores especialistas en TI es cada vez más importante para Toyota Motor Corp., Honda Motor Co. y Nissan Motor Co., al tiempo que estas empresas buscan aumentar la cuota de ingresos provenientes de servicios que hacen uso de TI, como el transporte urbano compartido y el monitoreo de vehículos basado en la nube.

El presidente ejecutivo de Nissan, Carlos Ghosn, ha dicho que los fabricantes de automóviles de Japón no pueden permitirse perder la “guerra global por los talentos”, frente a nuevos rivales como Uber Technologies Inc. y Tesla Motors Inc.

Atraer tales talentos requiere altísimos salarios en Japón porque las compañías están persiguiendo los mismos expertos que necesitan los bancos, las empresas tecnológicas y todos los demás, dijo Abel.

Los fabricantes de automóviles “operan con presupuestos extremadamente estrictos y el negocio tiene por lo general márgenes bajos”. Las compañías japonesas se ven afectadas por la escasez de talentos locales y por la percepción de que su negocio es más “maduro y lento en su avance” que la nueva ola de startups tecnológicas.

Honda dijo que adoptaría una política salarial más flexible en su nuevo laboratorio de Tokio, en tanto Nissan declinó comentar específicamente sobre salarios en su nueva oficina de datos de Tokio. Toyota ubicó su división denominada de autos conectados en el centro de investigaciones AI de Estados Unidos, que según un portavoz ofrece compensaciones competitivas.

Japón ha registrado la más grave escasez de talentos del mundo desde 2010, y los profesionales de TI están entre los tres puestos más difíciles de cubrir, según la encuesta anual del mercado de Manpower Group. El país necesitó una cantidad estimada de 171 mil especialistas en TI en 2016 y la cifra podría subir más de cuatro veces a 789 mil para 2030, según un sondeo del Ministerio de Economía, Comercio e Industria.

La carrera para conseguir personal se está acelerando. Nissan dijo en octubre que planea contratar cerca de 150 ingenieros en Tokio para 2018 para trabajar en software, computación en la nube, análisis de datos y aprendizaje automático. Honda inicia el año próximo operaciones en un centro de investigación de Tokio dedicado principalmente a la inteligencia artificial y la TI. Volkswagen AG dijo esta semana que contratará más de 1.000 expertos en TI, recurriendo a sectores de alta tecnología, la industria del juego y centros de investigación del más alto nivel, en los próximos tres años.


Ver comentarios