“Autobuseros secuestraron transporte público”
“Confío en que el Gobierno continuará con los planes de sectorización y cobro electrónico, para transparentar el negocio de autobuses”, dijo Sebastián Urbina, ex viceministro de Transportes. Archivo/La República
Enviar

“En los últimos 16 años el sector del transporte público en Costa Rica ha estado secuestrado por los autobuseros”, aseveró ayer Sebastián Urbina, ex viceministro de Transportes.

Para el exfuncionario, quien fue destituido la noche del miércoles por el presidente Luis Guillermo Solís, los empresarios de los buses no pueden ser parte del Consejo de Transporte Público (CTP).

Esto, porque al ocupar un asiento se convierten en juez y parte de las decisiones de este importante sector y por tanto, estarían favoreciendo los proyectos que les benefician y obstaculizan los planes que les afectan.

Urbina no ocultó su sorpresa por haber sido cesado y reconoce que en su salida influyeron las presiones de los autobuseros, con quienes se enfrentó en el CTP para poner en operación el cobro electrónico y la sectorización de las líneas de buses, con el objetivo de darle una mayor transparencia al negocio y recalcular las tarifas que pagan los usuarios.

En estos momentos, el Gobierno da por válidos los estudios de demanda que hacen los propios autobuseros en las diferentes líneas, sin realizar una fiscalización, ya que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) no tiene los recursos necesarios para hacerla.

Una leve variación en la demanda del servicio y en el número de las carreras de los buses, significaría hasta un 10% de reducción en las tarifas.

“Hasta que esta administración llegó al poder, el CTP ha estado secuestrado por los autobuseros. En lo personal, sí me sorprendió la destitución, pero confío en que el señor Presidente tiene un panorama más claro de la situación general y que él continuará con los proyectos de sectorización y cobro electrónico”, dijo Urbina, quien cree que aún contaba con oxígeno político para continuar en el cargo.

La salida de Urbina generó molestia entre diputados oficialistas como Ottón Solís, quien aseveró en su Facebook que “los autobuseros desvergonzados fueron por lana y no volvieron trasquilados, sino con oro”; asimismo, se manifestaron en contra exministros y sindicalistas.

Por el momento se desconoce quién será el relevo de Urbina, ya que ayer Carlos Villalta, ministro del MOPT, dijo que aún no se ha valorado el tema; sin embargo, defendió la salida de su ex subalterno para darles nuevos aires a las negociaciones con los autobuseros.

Mientras tanto, los empresarios negaron alguna presión en la salida de Urbina.

“Nunca pedimos la destitución del Viceministo; sin embargo, sí consideramos sana la decisión, ya que las conversaciones y las relaciones con él no eran directas y ya había un desgaste político importante”, aseveró Silvia Bolaños, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transportes.

201606232013260.rec-8.gif


Ver comentarios