Enviar
Aún reina la incertidumbre
Esta semana se define el futuro de los Centroamericanos

Luis Rojas
[email protected]

Mientras diferentes dirigentes centroamericanos realizan gestiones para salvar los IX Juegos Centroamericanos, los atletas del área permanecen en penumbras ante una decisión que para algunos significará echar o no por la borda, el trabajo de un año.
Henry Núñez, presidente del Comité Olímpico de Costa Rica (CON), manifestó ayer que “estamos tratando de salvar los Juegos, porque queremos que nuestros atletas participen en estas justas”, aunque reconoció que deberán valorar diversos factores antes de tomar una decisión final.
“El retiro de Guatemala, la posición de un posible retiro de El Salvador, las disciplinas que están en veremos, todo esto hay que tomarlo en cuenta y por ello mañana (hoy) tendremos una reunión con los presidentes de las diferentes federaciones para analizar el asunto”. No obstante, Núñez ratificó que a Costa Rica sí le interesa competir.
Por otra parte, el Diario Panamá América informó ayer que el presidente del Comité Organizador de los IX Juegos Centroamericanos, Edwin Cabrera, recibió el viernes pasado una oferta por parte del presidente de la República de ese país, Ricardo Martinelli, quien le manifestó que “si se tiene que aumentar el actual presupuesto ($3 millones), pondría $2 millones más”.
Al parecer, Panamá tendría que albergar 18 disciplinas como mínimo para realizar los Juegos en ese país, suponiendo un retiro de El Salvador. Ayer por la tarde, las federaciones deportivas canaleras se aprestaban a dar una respuesta “definitiva e irrevocable” sobre la participación o no en estas justas.
Con respecto a El Salvador, el Comité Olímpico de ese país emitió el pasado domingo un comunicado en donde señala que aún no se ha recibido comunicación oficial sobre la decisión del Comité Olímpico de Guatemala de desistir a la organización de 14 deportes y a la participación de su equipo en estas justas.
Agregan además que si bien ellos estuvieron en desacuerdo con el cambio de fecha, también son conscientes de que “ somos parte de una organización y nos sometimos al voto aceptando su resultado”.
Rematan el comunicado expresando que “el derecho a competir en unos juegos debe ser respetado, para muchos atletas esta es una oportunidad única en sus vidas y defendemos este principio”, pero si exigen para ello garantías en la fecha, calidad de escenarios, alojamiento, alimentación y transporte, propias de un sano ambiente deportivo.
Los salvadoreños les pidieron garantías a sus colegas panameños sobre las nuevas fechas de los Juegos, pero al parecer no han recibido ninguna comunicación oficial al respecto.
Terminan el comunicado expresando que buscan “alternativas ante una situación incierta” y aclaran que en su planificación Mayagüez es la meta y que “para los deportes que pierdan competencia se buscaran alternativas para sus atletas”, aunque señalan que agotarán todas las opciones disponibles para permitirles a sus atletas el derecho a competir.


¡Qué dicen en Panamá!

Se estudia la posibilidad de que este país que tiene asignadas 11 disciplinas, pudiese albergar al menos otras siete.
El Presidente de Panamá habría ofrecido $2 millones más para poder realizar las justas.
Los Juegos se tienen que realizar del 9 al 18 de abril, pero Panamá aún no ha dado una garantía sobre esas fechas.
Se comenta que El Salvador si enviaría sus atletas, aunque está en duda si serían subsede.
En Panamá aseguran que el Estadio Rommel Fernández estaría totalmente listo, con pista de atletismo incluida, el próximo 15 de marzo.
Ver comentarios