Aumentan su presencia en Rusia Audi y Rolls Royce
Enviar
Aumentan su presencia en Rusia Audi y Rolls Royce

Igor Skibar describe su primer auto, un Lada de la era soviética comprado hace unos 20 años, como una “pesadilla”. Desde entonces, pasó a un vehículo deportivo utilitario Volvo XC90, y este verano compró un Land Rover Discovery 4 por aproximadamente 2 millones de rublos ($62.400).
“Necesito un auto respetable para visitar a mis clientes y viajar fuera de la ciudad”, dijo este ejecutivo de banco de 41 años de la zona de San Petersburgo. “Gano dinero suficiente para hacerlo con el máximo confort en las malas rutas rusas”.

El salto de Skibar a la categoría más alta del mercado es un reflejo de la clase cada vez más numerosa de consumidores ricos en el ex país comunista. Gracias al impulso de una economía basada en los abundantes recursos naturales de Rusia, se pronostica que el número de hogares capaces de permitirse tener bienes de lujo crecerá hasta 13 millones para 2025 desde 7 millones en 2010, según la empresa consultora Capgemini.
Estas perspectivas de crecimiento están llevando a los fabricantes de autos de alta gama a aumentar su presencia en el país. Porsche de Volkswagen AG proyecta duplicar el número de concesionarios hasta 36 en los próximos seis años. Audi está sumando salones de exposición en tanto aspira a 30 mil entregas de autos este año, el doble de sus ventas en 2009. Bayerische Motoren Werke AG sumará unos 20 puestos de venta para 2018, un tercio más que en la actualidad.
En el Salón Internacional del Automóvil de Moscú, que se inaugura hoy y presenta más del doble del espacio de exposición que la última muestra en 2010, BMW introducirá una versión actualizada de su sedán Serie7 de alta gama. Mercedes-Benz de Daimler AG proyecta presentar una versión AMG de alta performance del GL SUV y Porsche expondrá la variante GTS de 420 caballos de fuerza del Cayenne SUV.
En 2014, Rusia superará a Alemania como mercado automotor más grande de Europa, con ventas que ascenderán hasta 3,4 millones de vehículos, según el ministerio de industria ruso. Conforme son más los compradores que buscan autos de alta gama, los ingresos totales para los fabricantes de autos se incrementarán un 19% hasta $75 mil millones este año, superando el aumento de 10% en ventas de vehículos, según la firma investigadora de mercado rusa Autostat.
Lada, la marca rusa dominante, ha quedado en gran medida al margen del segmento de lujo. Lada, el único fabricante de autos local entre las 10 marcas que más se venden en el país, ofrece en su mayoría autos de baja gama como el compacto Kalina y el Niva, una 4x4 cuadrada que data de los tiempos de Leonid Brezhnev. La participación de mercado de Lada cayó hasta 18% en el primer semestre desde 24% en el mismo período del año anterior.
Renault SA, la marca Número dos en Rusia en el primer semestre, y su socio en una alianza Nissan Motor Co. acordaron en mayo incrementar su participación en la sociedad matriz de Lada, OAO AvtoVAZ, hasta 74,5% desde 25% en la actualidad. El grupo se propone alcanzar una participación de mercado conjunta de 40% en 2015 en comparación con el 33% del año pasado, si bien Lada afianzará el segmento de baja gama de la formación en tanto los autos más costosos tendrán los nombres de marca extranjeros.
BMW proyecta abrir un nuevo centro de capacitación para empleados y concesionarios en Rusia el año próximo y ampliar su red de puntos de venta de BMW y Mini desde 61 hasta 80 en 2018. En julio, la marca Rolls-Royce del fabricante abrió un segundo concesionario en Moscú, convirtiendo a la capital rusa en la segunda ciudad, después de Nueva York, que cuenta con más de un salón de exposiciones.

Bloomberg

Ver comentarios