Enviar
Se triplicaron edificaciones hoteleras en último año
Aumenta construcción de proyectos turísticos

Inversión en nuevos complejos supera los $600 millones

Los proyectos turísticos repuntaron en el último año, pues la construcción hotelera se triplicó, comparada con la de 2010.
La inversión estimada, en diez hoteles, asciende a más de $600 millones.
La mayoría de estos desarrollos aún se está construyendo, y abrirán sus puertas entre este año y 2013.
Por el momento solo tres hoteles ubicados en el área metropolitana están en operación.
Cinco de los nuevos complejos están en zonas de playa y los otros en la ciudad.
La característica de los hoteles ubicados en la costa es que son sitios de cinco estrellas de cadenas internacionales dirigidos a clientes premium, como Riu o Sol Meliá.
Además de que requieren una importante inversión de dinero porque también utilizan el concepto de resort.
“El hotel tendrá un área de eventos y dos restaurantes. Habrá un lounge con piscinas grandes y varios jacuzzis”, dijo Rodolfo Guillioli, director corporativo de Desarrollo y Planificación de Real Hotels and Resorts, empresa que administrará el hotel Clarion Suites.
Por otra parte, los hoteles localizados en la ciudad están dirigidos a clientes ejecutivos.
Actualmente están en operación el Aloft Lindora, que abrió la semana pasada.
El Holiday Inn Escazú y el Studio Hotel en Santa Ana están en funcionamiento desde el año anterior.
Los turistas que se hospedan en estos lugares son ejecutivos que estarán en el país un promedio de tres noches y su gasto diario sobrepasa los $200.
La llegada de empresas multinacionales como HP, Procter & Gamble o Intel es el detonante para el establecimiento de estos hoteles urbanos.
“Elegimos Costa Rica porque aquí está la próxima generación de profesionales y ejecutivos. Cerca de nosotros están grandes empresas como Intel, Microsoft y Oracle”, explicó Brian McGuinness, vicepresidente sénior de Marca Aloft Hotels que abrió el hotel la semana pasada en Forum 2, Santa Ana.
Aún está pendiente la apertura del Hyatt Place, en Curridabat, y el Courtyard By Marriott, en Alajuela. Ambos comenzarán a funcionar en el segundo semestre de este año.
En términos generales los hoteles urbanos son lugares cómodos, modernos y sin lujos extremos, lo cual los hace asequibles, aspectos que buscan los empresarios al realizar viajes por motivo de trabajo.
“Estamos dirigidos a clientes ejecutivos porque nos ubicamos en la mayor zona de crecimiento de centros financieros de Costa Rica”, dijo Eugenia Delgado, directora de Relaciones Públicas de Studio Hotel.
Además, son sitios en los que la utilización de nuevas tecnologías es fundamental y donde Internet inalámbrico usualmente es gratuito.
En algunos casos el registro de entrada puede hacerse por computadora y los teléfonos inteligentes son usados como llave de la habitación.
“Anticipamos un crecimiento en viajeros de negocios individuales y de grupos corporativos. Las inversiones en Costa Rica continuarán por su estabilidad política y por ende los viajes de negocios”, afirma Oliver Schuschner, gerente general del Holiday Inn San José-Escazú.
La expansión de hoteles para ejecutivos no se detiene porque el Grupo Real Hotels and Resorts, división del salvadoreño Grupo Poma, abriría dos lugares más en San José en los próximos diez meses, mediante la modalidad de franquicia.
Para ello busca socios locales que tengan sitios de más de 50 habitaciones y deseen convertir el hotel en alguna de estas marcas.
El repunte de la actividad hotelera ocurre tras el golpe recibido por el sector turístico a raíz de la crisis global.
El ejemplo más claro es Guanacaste, donde aún hay grandes desarrollos paralizados.

Oscar Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios