Enviar
A pesar de que el Informe Internacional sobre la Inversión reflejó un aumento del 30% durante el año pasado
Atracción de inversión se desacelerará en 2008

• Pronóstico para 2009 dependerá directamente de habilidad del gobierno para levantar credibilidad

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Costa Rica pagará en los próximos dos años los platos rotos al haber descuidado su atractivo como destino del capital extranjero dispuesto a invertir.
El impacto de los yerros en la ruta hacia la ratificación del Cafta, entre otros factores, podría reflejarse localmente con dureza.
Si bien el Reporte sobre la Inversión Mundial, dado a conocer ayer por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, según sus siglas en inglés), ubica a Costa Rica como el segundo país en Latinoamérica en captación de inversión extranjera, la tendencia para 2008 y 2009 no se muestra tan optimista.
De acuerdo con las cifras del reporte, el crecimiento de la inversión extranjera durante 2007 se situó en el 30%, ubicando a Costa Rica en la posición número 40 en el mundo.
Comparado al desempeño en materia de captación de capital de inversión durante 2006, el país escaló nueve peldaños.
No obstante, para el presente año las autoridades de Comercio Exterior esperan un estancamiento en el porcentaje de capital foráneo captado por el país.
“Aunque no contamos con cifras precisas, sabemos que el crecimiento en la captación de inversión extranjera durante este año, no será tan bueno como el que tuvo Costa Rica durante 2007”, señaló Amparo Pacheco, viceministra de Comercio Exterior.
Las autoridades han reconocido que las prórrogas que ha debido solicitar Costa Rica para no quedarse fuera del Cafta, han impactado la credibilidad del país como destino para hacer negocios.
Cerca del 65% del capital de inversión extranjero que ingresó a Costa Rica durante los últimos tres periodos, proviene de Estados Unidos.
“Hemos tenido que solicitar reuniones a los clientes en el extranjero para poder cumplir con los contratos y no tener que cerrar nuestras plantas. Y ni que se diga de los posibles socios; ellos sencillamente nos han pedido que esperemos a que se apruebe el Cafta para volver a plantear posibles alianzas”, explicó Michael Borg, empresario textil y presidente de la Cámara de Comercio Costarricense-Norteamericana.
Otro de los aspectos que juegan un papel importante en la percepción que pueda llegar a los potenciales inversionistas sobre el país es lo competitivas que puedan ser las condiciones de producción.
El sector industrial, por ejemplo, señala que el alza solicitada en las tarifas de electricidad por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) impactará en la competitividad nacional.
“Disponer de electricidad a cualquier precio, no es una opción para la competitividad del país. Urgen medidas de corto plazo para mitigar el efecto que está provocando el no haber tomado e implementado las decisiones correctas en su momento”, afirmó Marco Meneses, coordinador de la Comisión de Energía de la Cámara de Industrias de Costa Rica.
A criterio de Manuel González, ex ministro de Comercio Exterior, “es difícil cuantificar la disminución que reportará la inversión extranjera durante este año y el siguiente; lo que sí es seguro, es que los porcentajes serán bastante menores que ese 30% registrado en 2007”.
Mientras el reporte precisa que Suramérica ha registrado un explosivo crecimiento de la inversión extranjera, impulsado por el aumento de las materias primas producidas en Brasil, Costa Rica no tiene definidas claramente políticas dirigidas a dar un nuevo impulso a este tipo de productos y más bien se ha optado por la importación de bienes que otrora se cultivaban y producían localmente.
Ver comentarios