Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Atormentada alma femenina

| Jueves 16 octubre, 2008



Atormentada alma femenina

• El realizador italiano Giuseppe Tornatore, sorprende con una enigmática intriga de suspenso

“La desconocida”
(“La sconosciuta”)
Dirección: Giuseppe Tornatore. Reparto: Ksenia Rappoport, Michele Placido, Claudia Gerini, Margherita Buy. Duración: 1.58. Origen: Italia-Francia 2006.
Calificación: 7.

Para la mayoría de espectadores, Giuseppe Tornatore es el autor de la entrañable “Cinema Paraíso” (1988), cinta galardonada con múltiples premios, incluyendo el Oscar a la mejor película extranjera. Sin embargo, este talentoso cineasta italiano cuenta con una variada filmografía que incluye otros títulos de interés, como “El hombre de las estrellas” (1995) y “Maléna” (2000).
Tornatore sorprende a propios y ajenos con “La desconocida”, enigmática intriga de suspenso, empapada de brutalidad y perversión, la cual gira alrededor de una atormentada alma femenina. Obra imperfecta, llena de incongruencias y desequilibrios argumentales, está filmada y actuada con indiscutible destreza.
Irena es una mujer ucraniana, quien llega a un acaudalado pueblito, en el nordeste de Italia, en busca de trabajo. La persiguen los recuerdos traumáticos de una juventud marcada por abusos, humillaciones y esclavitud sexual. Causando un accidente, Irena logra ser contratada como mucama en un apartamento, donde vive un matrimonio en crisis y una niña que necesita cuidados especiales.
Suministrando información en forma paulatina, se va armando una trama cada vez más siniestra y misteriosa, donde cuesta discernir cuáles son los orígenes de Irena, sus motivaciones y objetivos. La primera mitad del relato es ejemplar, creando una telaraña de pistas, detalles contradictorios y sórdidas revelaciones, que invitan al espectador a participar activamente, buscando y ordenando las piezas de un inquietante rompecabezas narrativo.
Llega un momento en que la historia pierde rigurosidad, sobrecargándose de sorpresas arbitrarias, improbables personajes secundarios y giros que carecen de credibilidad. Es como si Tornatore no tuviera plena confianza en el material y desesperadamente tratara de no perder la atención del público, incorporando efectismos innecesarios. Solo así se explica la abundancia de preguntas sin respuestas y cabos sin atar que permanecen al final.
Las interpretaciones son de primera categoría: apoyada por un óptimo elenco, Ksenia Rappoport ostenta una fuerza expresiva fuera de lo común. Ella asume el peso dramático del filme y lo sostiene con firmeza y dignidad, hasta en sus momentos más discutibles y repulsivos. En este sentido, destaca la cruel escena donde Irena le enseña a la pequeña a reaccionar ante la violencia.
Acompañada por melodías sugestivas del insustituible Ennio Morricone, “La desconocida” genera sentimientos encontrados. Ejerce una fascinación sutil y a la vez profunda, pese a las concesiones morbosas que plagan su desarrollo.