Enviar
Atlético ganó Liga Europa
De la mano de Forlán el conjunto rojiblanco regresa a la cima europea en la prórroga

Dos goles del uruguayo Diego Forlán, el definitivo 2-1 a siete minutos del final de la prórroga, recuperaron la grandeza del Atlético de Madrid, de nuevo en la primera plana de una competición continental, 48 años después de su anterior título, con un triunfo agónico y repleto de sufrimiento ante el Fulham.
La Liga Europa ya es del conjunto rojiblanco, que solventó un partido muy incómodo, ajeno a la supuesta condición de favorito del equipo madrileño, en el tiempo extra, cuando la tanda de penales parecía la única fórmula para derribar al Fulham, un rival muy competitivo y que hizo también méritos para ganar.
El Atlético no necesitó mucho para marcar. Avisó por medio del uruguayo Diego Forlán, con un tiro cruzado al poste; el argentino ‘Kun’ Agüero, con un par de acciones, y José Antonio Reyes, con un lanzamiento de falta, pero el 1-0 llegó en un buen contragolpe, dirigido por Reyes y culminado por el charrúa en el minuto 32, con remate pegado al poste, que dejó sin opción de reacción para el portero Schwarzer.
Pero el Atlético dilapidó su renta en cinco minutos, del 32 al 37, cuando llegó el 1-1 del Fulham, un equipo que se mueve en ataque al ritmo de Bobby Zamora. Lo demostró en sus primeros acercamientos y lo confirmó con el empate, que comenzó en sus botas y que terminó, tras unos rechazos, un posterior centro y un despeje sin suerte del brasileño Assuncao, en el remate en el segundo palo de Simon Davies.
Final abierta, casi una hora por disputarse, mucho equilibrio sobre el césped, pese a los intentos ofensivos de Forlán y Simao.
Así sobrevivió al intento dentro del área de Simon Davies, al que respondió David de Gea con una mano salvadora, en los peores momentos del conjunto rojiblanco, desconectado, sin ocasiones.
El paso de los minutos reactivó al Atlético, obligado a demostrar algo más para llevarse la final, condenada a una prórroga tensa, a jugar media hora definitiva, sin margen de error, con todo un título europeo para el vencedor y sin consolación para el perdedor.
Y Forlán y Agüero nunca quieren perder. Entre los dos se asociaron en el minuto 115, cuando el partido tenía pinta de tanda de penales para que Forlán marcara el segundo tanto de su equipo para el 2-1 definitivo.

Hamburgo, Alemania/EFE
Ver comentarios