Enviar
Disminución de las listas de espera, prevención de cáncer e higiene oral y mental serían algunas de las prioridades de la reforma
Atención de salud será ajustada a nuevas necesidades
Cambios podrían empezar a verse en 2012

A partir de 2012, los usuarios del sistema de salud público podrían empezar a ver cambios positivos en el servicio. Lo anterior porque ya se inició el proceso de creación de una agenda para ajustar el modelo nacional actual a las nuevas necesidades de los costarricenses.
Este programa, que está por definirse, sería implementada a partir de 2011 y en los próximos tres años de la administración de Laura Chinchilla.
A pesar de que el nuevo plan determinará el camino a seguir en el reajuste de los temas prioritarios, las autoridades de Salud ya tienen identificados temas que deben ser elaborados. Uno de ellos, y tal vez el más incómodo para el usuario, es el de las listas de espera.
La agenda de trabajo que determinará los principales retos y necesidades de la población será elaborada por el Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social, en conjunto con diversas instituciones convocadas por las dos anteriores.
Entre ellas la Organización Panamericana de la Salud, la Defensoría de los Habitantes y sindicatos. Además fue invitado a la primera reunión para la creación de la agenda un grupo de diputados. La actividad se realizó ayer en el Hotel Crown Plaza Corobicí y asistieron alrededor de 85 personas.
En próximas sesiones de trabajo el Ministerio de Salud convocará a Acueductos y Alcantarillados y a municipalidades, pues gran parte de sus funciones inciden en la salud pública, como lo es el servicio de agua potable y la recolección de residuos.
La última vez que se readecuó el sistema nacional de atención pública fue hace 16 años, durante el gobierno de José María Figueres Olsen. Sin embargo en esta ocasión solo se generaron cambios en el primer nivel de atención, que fue la creación de los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud.
Por fuera, quedó la readecuación del segundo y tercer nivel de atención de salud pública, correspondiente a clínicas y hospitales periféricos, y a hospitales centrales, respectivamente.
“El modelo de atención debe ser consensuado entre el proveedor principal, es decir la Caja, y otros entes también determinantes en la salud, tenemos claro que ha pasado mucho tiempo y que tenemos una agenda pendiente”, dijo Mauricio Vargas, viceministro de Salud.
En el gobierno anterior se habrían sentado las bases para este proceso de reajuste, como el fortalecimiento del Ministerio de Salud como ente rector y la reorganización de la parte administrativa y estructural del Ministerio.
“Costa Rica tiene un enorme reto, nuestros indicadores de salud son comparables a los de países con mucho dinero y recursos disponibles, pero ¿cuánto tiempo es esto sostenible? Todo debe ser ajustado a las nuevas necesidades”, propuso María Luisa Avila, ministra de Salud.
Para que el reajuste del sistema sea el idóneo, se realizaron estudios para identificar cuáles enfermedades son más frecuentes ahora que hace 16 años y una proyección del crecimiento de la población nacional.
Uno de los principales cambios que se han dado con el tiempo es que “el conocimiento de las personas sobre la salud ha aumentado por motivo del uso de Internet”, comentó Vargas.

Vanessa Chaves
[email protected]
Ver comentarios