Enviar

La historia

La Convención CEDAW es un instrumento internacional de derechos humanos que vio la luz en el año 1979. Es nuestra principal herramienta jurídica de defensa ante la discriminación por género pero desgraciadamente, muchas de nosotras desconocemos su existencia y sobre todo la obligatoriedad de su cumplimiento. Por eso, quiero aprovechar el marco de la 67 sesión (#CEDAW67), en diversos estados tienen cita ante Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, para reportar sobre los avances, obstáculos y deudas en la eliminación de la discriminación en contra de las mujeres, para contarles un poco de qué trata y en qué radica su importancia.

Procesos y mecanismos

Desde el año pasado, nuestro país hizo envío del informe estatal y anexos. Como procedimiento usual, el Comité CEDAW, le devolvió una comunicación con una lista de puntos o problemas sobre los cuales requería clarificación y de vuelta. Por esta razón, este año el estado de Costa Rica contestó con informe adicional adjuntando anexos.

El siguiente paso, es el llamado “diálogo constructivo” y a Costa Rica, le toca el día viernes 7 de julio, desde las 10am hasta las 5pm hora en Ginebra (de 2am a las 9am hora en Costa Rica), en donde podrá informar sobre sus acciones y omisiones para el cumplimiento de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW por sus siglas en inglés).

Costa Rica ha comunicado al Comité que la delegación oficial estará compuesta entre otras por  Alejandra Mora ,  en su condición de Ministra de la Condición de la Mujer y presidenta ejecutiva del INAMU, Alfredo Hasbum Camacho, por Doris Arias, en su condición de magistrada y coordinadora de la Comisión de Género del Poder Judicial y por Yolanda Delgado, Directora General de Áreas Estratégicas del INAMU.

Participación de sociedad civil

Esta vez, he tenido la suerte y el honor de poder representar a la Coalición feminista por el avance de los derechos de las Mujeres, de la cual hacen parte 14 organizaciones y agrupaciones ciudadanas, a saber: Asociación Ciudadana ACCEDER, Beso Diverso, CIPAC, Colectiva Caminando, Frente por los Derechos Igualitarios (FDI), Furia Rosa, Irreversibles, Iglesia Luterana Costarricense, Mi cuerpo es mío CR, Observatorio de la Imagen de las Mujeres en la Publicidad del Centro de Investigación en Estudios de la Mujer de la Universidad de Costa Rica, Peras del Olmo, Poder Ciudadano, Piropos o Acoso y Transvida. Por esta razón, este lunes 3 de julio, pude exponer ante  el Comité CEDAW, denuncias sobre el acceso al aborto impune, a la anticoncepción de emergencia, la invisibilización de las necesidades y derechos de las lesbianas y bisexuales en la normativa nacional, la falta de producción de información desagregada por orientación sexual e identidad de género, la violencia y discriminación múltiple que viven las mujeres trans, la relación del estado confesional con el no cumplimiento de la normativa internacional de derechos humanos y la confusión entre derecho y religión, la violencia patrimonial en las relaciones heterosexuales y la falta de acceso a la justicia, entre otros.  Todo el detalle de esta información puede ser encontrado en nuestro “informe sombra” enviado al Comité. Éste, sin duda, no contiene todas las violaciones de derechos humanos de las mujeres que ocurren en el país, ya que el formato en sí no lo permite, y más bien, como coalición, intentamos de priorizar y posicionar los problemas que hemos venido denunciando a nivel nacional en materia de discriminación y perpetuación de roles y estereotipos de género.

En esta ocasión, la Defensoría de los habitantes también envió un informe para reportar los incumplimientos, así como la organización IBFAN y el American University Washington College of Law.

Pasos siguientes

El compromiso que ha adquirido Costa Rica ante las Naciones Unidas no es poca cosa ya que crea obligaciones internacionales en caso de incumplimiento. Por esta razón, el Comité CEDAW estará haciéndole llegar al estado costarricense observaciones y recomendaciones finales, las cuales son vinculantes, en tanto el Comité es el ente encargado de la interpretación de dicho cuerpo normativo y del cumplimiento de los estados.

Desde sociedad civil, estaremos muy pendientes de estas recomendaciones, no solo para pedirle cuentas al Estado costarricense sino también para acompañarlo y apoyarlo en el cumplimiento de dichas obligaciones. Costa Rica es de todos y todas, y aunque el Estado, entiéndase, el Poder Ejecutivo pero también otras instancias, es quien tiene la principal obligación en erradicar la discriminación por razón del género, no podemos obviar nuestra responsabilidad individual y colectiva para que esto ocurra. Pienso entonces, en la consigna feminista de “Lo personal es político” porque esto implica necesariamente, nuestra responsabilidad de deconstrucción y reconstrucción permanente y cotidiana en nuestras vidas, para alcanzar el mundo que queremos.

Nos quedan muchos pendientes, pero empecemos reflexionar sobre la igualdad, sobre por qué las mujeres somos iguales en dignidad y en derechos que los hombres pero como necesitamos que se nos reconozcan necesidades específicas que corresponden a nuestra condición de género. No obstante, para esto, es imperativo pedirle al Estado, que nos informen y nos eduquen sobre cuál es la protección especial que nos brinda la CEDAW y cuál es el impacto podría tener en nuestras vidas.

201707031658300.larisa.jpg

Ver comentarios