“Ataques al Banco Nacional pueden tener un trasfondo político”
Estamos deseosos de aclararles a los diputados todo lo que requieran, así como a nuestros clientes, y al mercado en general, dice Ana Isabel Solano, presidenta del Banco Nacional. Esteban Monge/La República
Enviar

Una serie de acusaciones ligadas a la conformación de juntas directivas, así como en los bonos de desempeño preocupan a Ana Isabel Solano, presidenta de la junta directiva del Banco Nacional.
La jerarca habló con este medio para salir al paso de las críticas, señalando un trasfondo político en las intenciones de diversos sectores del país.


¿Cree que los ataques al Banco Nacional sean políticos, específicamente por el nombramiento de directores en las subsidiarias?
Esos ataques sí pueden tener un trasfondo político, pues entiendo que ahora hay personas con mayor vinculación partidaria que quisieran ocupar estas plazas.

¿Piensa que su elección como presidenta de la Junta desencadena estos ataques?
No quisiera pensar que sea mi elección lo que desencadene las críticas.
Es cierto que otros miembros de la junta tenían aspiraciones de dirigir al Banco, pero la mayoría reconoció la orientación estratégica que he propuesto a lo largo de los últimos meses, y mi interés en desarrollar y fortalecer el Banco en las áreas que le mencioné.

¿Tras su elección, modificaron el código de gobierno corporativo e incrementaron el número de directivos en las juntas de las subsidiarias?
Con el voto de todos los directores el código ha sido modificado para varios temas relacionados con la organización, entre ellos la integración en las subsidiarias.
Fue así como, con el voto de cinco directores, coincidimos en profundizar nuestro involucramiento en las subsidiarias y lo hicimos para asegurarnos de que estas funcionaran de manera integral, alineada, no como islas, como ha sucedido durante años.
Además, estábamos exigiéndole a la administración de nuestras sociedades anónimas operar las subsidiarias, dirigirlas y rendir cuentas, que en principio podría constituir un conflicto de interés, de allí que decidimos por mayoría involucrarnos.

¿Participar en varias juntas de su conglomerado es legal?
Absolutamente sí.
De ese modo funciona en todo el Sistema Bancario Nacional desde mucho tiempo atrás. En otros bancos algunos directores integran más juntas.
Esta integración ha venido siendo avalada por la Contraloría en el pasado y por la Procuraduría.

Si es legal, ¿por qué se investiga el nombramiento de directores en las juntas de las subsidiarias del Nacional, y no hace lo mismo con los otros bancos públicos?
Esa pregunta debe hacérsela precisamente a quienes promueven la investigación.
¿Por qué investigar solo al Banco Nacional y no a otras entidades también?
Si todas las instituciones financieras tenemos directores que participan en sus subsidiarias y se considera que el principio no es adecuado, pues uno pensaría que la investigación y lo que se resuelva sobre la forma que se debe actuar en lo sucesivo, debería ser para todas las entidades por igual y no solo para el Banco Nacional.
Cuando los señalamientos se hacen solo hacia la entidad, es cuando vemos que hay cierto desequilibrio y otros objetivos de por medio.

¿Es entonces un proceso político?
Saque usted sus propias conclusiones; nosotros consentimos participar en más de dos juntas de las subsidiarias hasta en enero de 2016, a la luz de nuestro plan estratégico que ve la necesidad de que las sociedades participen de manera coordinada.
En las otras entidades bancarias, esa situación se viene dando desde hace años, y por esa circunstancia no han sido objeto de ninguna investigación, precisamente porque es una acción totalmente apegada a la legalidad.

Sobre el caso Latco, usted y el vicepresidente de la Junta fueron llamados a comparecer ante los diputados. ¿Qué argumentos tiene en su defensa?
Estamos deseosos de ir a aclarar a los diputados todo lo que requieran.
Sobre este caso, debo reiterar que el cierre de las cuentas de esa empresa por parte del Banco de Costa Rica es un tema resorte exclusivo de la empresa y su banco Latco no es cliente del Banco Nacional.
Si alguien debe contestar de dónde provenían esos fondos, y por qué los denuncia hasta muchos años después de tener una relación comercial con Latco, es el BCR.

¿Encubrieron ustedes a la directora Jennifer Morsink? ¿Por qué no la separaron del cargo?
En una democracia usted presume la inocencia y respeta el debido proceso.
El BCR pudo haber cerrado las cuentas de Latco, donde doña Jennifer Morsink era apoderada, pero hubiera sido una gran irresponsabilidad promover su separación sin que hubiera una investigación en su contra o contra su empresa, y sin que hubiera hallazgos claros de un ligamen impropio de ella.
En noviembre anterior, cuando se dio esta situación, ni la Fiscalía General, ni el OIJ habían abierto una investigación.
Por lo demás, a la junta no le corresponde destituir a un director. Esa potestad es exclusiva del Consejo de Gobierno, que al día de hoy no nos ha comunicado ninguna investigación.



 


Ver comentarios