Logo La República

Jueves, 21 de marzo de 2019



GLOBAL


Ataques a buses conmocionan a El Salvador

Redacción La República [email protected] | Martes 22 junio, 2010



Ataques a buses conmocionan a El Salvador de delincuentes dejaron 17 personas fallecidas
Incendios provocados por delincuentes dejan 17 fallecidos

El Salvador amaneció ayer conmocionado por dos ataques de delincuentes contra autobuses en el norte de la capital del país que dejaron 17 muertos, 14 de ellos en un vehículo que fue incendiado con los pasajeros en su interior.
Los ataques, cometidos en la noche del domingo, fueron calificados como “salvajes” y “terroristas” por las autoridades de seguridad, mientras los familiares aguardan a que los restos de los muertos sean identificados y la principal asociación de transportistas pidió medidas drásticas contra los culpables.
Una fuente de la Policía Nacional Civil (PNC) detalló a Efe que las autoridades de seguridad están reunidas con carácter de emergencia desde primera hora del día y que prevén en el curso de la jornada presentar públicamente a un número indeterminado de sujetos detenidos por su supuesta participación en los ataques.
A su vez, un portavoz de la Fiscalía General confirmó a Efe que fueron 14 los cuerpos calcinados que recuperaron esta madrugada del autobús al que desconocidos prendieron fuego en el municipio de Mejicanos, en el norte de la capital salvadoreña, un sitio asediado por las pandillas.
El hecho ocurrió, minutos después de que en una calle cercana sujetos armados atacaran otro vehículo del transporte colectivo en el que murieron dos niños y un hombre por disparos.
El presidente de la Federación de Cooperativas de Empresarios Transportistas Salvadoreños (Fecoatrans), Catalino Miranda, condenó ayer los ataques a los autobuses y dijo que “es un hecho condenable”, “un acto terrorista” e, incluso, “un peldaño más, es un genocidio”.
Miranda adelantó a Efe que la asociación, la principal del sector en El Salvador, tiene previsto solicitar a las autoridades el “estado de excepción” para que “se suspendan las garantías y se persiga verdaderamente el delito”.
El ministro salvadoreño de Seguridad, Manuel Melgar, detalló anoche a periodistas que el incendio del vehículo se produjo en momentos en que policías perseguían a los presuntos implicados en el ataque con armas de fuego al otro autobús.
“Es un hecho planificado, ya no se trata de delincuencia común, sino de hechos verdaderamente de terrorismo”, consideró Melgar.
Para el diputado Ernesto Angulo de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, conservador) el hecho no se puede tildar más que de “salvaje” y declaró a Efe que “una persona en sus cinco sentidos o que tenga corazón no haría eso”.
Añadió que la violencia en el país, donde a diario se reportan entre 11 y 13 asesinatos, “está llegando a extremos insospechados. No sabemos hasta dónde podrá parar esto”, dijo.
Las autoridades han mantenido secretismo esta mañana sobre la marcha de las investigaciones, mientras una fuente del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) indicó a Efe que los dirigentes de esa formación planean reunirse para elaborar una declaración de condena a estos hechos.
Por otra parte, familiares de las víctimas se mantenían ayer en las instalaciones del Instituto de Medicina Legal a la espera de la entrega de los 14 cadáveres, entre ellos el de una recién nacida, que fueron rescatados del vehículo incendiado.
Jorge Antonio Ramírez, un vecino de la colonia Jardín, donde fue incendiada la unidad de transporte, indicó a Efe que esta mañana el ambiente era “tenso” y “casi nadie salió temprano”.
Según la fuente, desde hace meses los vecinos tienen conocimiento de graves problemas entre los transportistas y miembros de la pandilla Mara 18, que domina en la zona.
Los ataques contra el sector transporte no son nuevos en El Salvador, ya que este año al menos 80 trabajadores han sido asesinados y 15 unidades incendiadas supuestamente porque los empresarios se oponen a pagar extorsiones a las pandillas.
El diputado de ARENA indicó que el “miedo se esta convirtiendo ya en pánico” en el país y acusó de “incapaces” a los funcionarios de seguridad por no lograr contener la violencia.

San Salvador
EFE