Enviar
Ataque al sedentarismo

Kenpo es un arte marcial que permite no solo estar tonificado, sino actuar ante algún posible embate
Melissa González

[email protected]

Mantenerse en forma no está de más, y mucho menos si a la vez se logra aprender defensa personal.
Estas son algunas de las ventajas de Kenpo, un arte marcial que combina técnicas antiguas de pelea con principios científic
os modernos.
Se considera que se encuentra entre los estilos más duros. Se compone de técnicas o conjuntos de movimientos defensivos-ofensivos preestablecidos que se oponen a un ataque dado.
“Kenpo es continuidad y economía de movimientos combinados previamente estudiados y coordinados armónicamente, en donde cada movimiento tiene clara y evidente lógica u objetivo”, comentó el Sifu Rubén Elizondo, representante de Costa Rica ante la Federación Mundial de Kenpo. Además, implica energía intermitente.
La continuidad quiere decir que los movimientos del cuerpo han de ser fluidos, teniendo siempre presentes los cambios estratégicos producidos por los desplazamientos.
Economía se le llama al cambio de posiciones que implica un golpe o una serie de golpes, donde se aprovecha la proximidad de las personas para darles continuidad.
La energía intermitente es economizarla en los desplazamientos y los bloqueos para acumularla en los momentos justos.
“Cada movimiento g
enera una reacción específica en el oponente, y cada reacción te guía al próximo movimiento. Cada golpe es un bloqueo y cada bloqueo es un golpe. Cada movimiento fluye hacia el siguiente, esta secuencia lógica de flujo y acción es la esencia del Kenpo”, comentó Elizondo.
El Kenpo consta de tres etapas, la primitiva, la mecánica y la espontánea.
En la primera, el alumno no tiene ningún conocimiento y se le empiezan a enseñar paso a paso los movimientos hasta llegar a la parte mecánica, cuando empieza a entenderlos y los hace un poco más fluidos.
La etapa espontánea es cuando empieza a desarrollar los movimientos con más destreza física y a experimentar la reacción.
“El Kenpo puede ser la más letal de las artes marciales. Para controlar su poder, primero hay que controlarse uno mismo. Debe entrenarse el espíritu a la par del cuerpo, desarrollando fortaleza interna, equilibrio y armonía”, puntualizó Elizondo.
Para practicar este deporte se debe tener mucha paciencia, a criterio de Karla Vanessa Murillo, ganadora de medallas de plata y bronce en los Juegos ALBA en Venezuela, en competencias de Kenpo.
“Hay que pelear cont
ra la pereza, como son movimientos muy rápidos se necesitan coordinación y condición física, esto se va desarrollando en el camino”, expresó.
“Muchas veces las mujeres no lo practican porque piensan que son deportes para hombres, pero si vamos a ser víctimas de un ataque, la posibilidad de que sea un hombre el que lo haga es mayor: si practicamos con hombres será una mejor ayuda”, agregó.
Actualmente el gimnasio Arena Trek imparte lecciones de Kenpo para niños con edades de cinco años en adelante, los miércoles y viernes de 4 a 5 p.m.
Además, puede practicarlo en el gimnasio Optimus en el centro comercial Santa Ana 2000, los lunes y jueves a partir de las 7.30 p.m. para adultos, y para niños los martes y jueves a partir de las 4.15 p.m.
Para más información puede llamar a los teléfonos 2228-7667 o al 2282-0178.
Recuadro

Tome nota


• La ropa que se debe utilizar para practicarlo es un uniforme de karate de color negro.
• Este deporte lo pueden practicar todas aquellas personas que deseen aprender técnicas de defensa personal, un arte marcial diferente, como deporte y quizás hasta para competición.
• Se estima que no tiene ninguna contradicción, al contrario, ayuda a desarrollar las destrezas físicas y sicológicas, sin embargo se debe contar con asesoría profesional para practicarlo.
• Con esta disciplina se trabaja tanto el factor físico como el mental, autocontrol, precisión, velocidad y fuerza; poniendo en práctica la energía interna, expulsión rápida del aire desde el diafragma, lo que crea estabilidad, incrementa la fuerza, fortifica el cuerpo y puede tener efectos sicológicos sobre el oponente
• En los niños genera respeto hacia los demás, y se logra mayor concentración y disciplina.


Ver comentarios