Enviar
Asociaciones deportivas camino a la extinción

Dirigentes concuerdan en que se están quedando rezagados

Luis Rojas
[email protected]

“Nos estamos quedando atrás”…, la frase la expresa William Cordero, directivo de Liga Deportiva Alajuelense, quien concuerda con el criterio de una gran mayoría de dirigentes de los equipos de primera división, que ven como empresarios de mucho poder económico están adueñándose de los equipos e invirtiendo fuertes sumas en ellos.
Ante esa situación, la vieja figura de las directivas formadas por quienes más querían al club, llenos de buenas intenciones, pero con poca preparación empresarial y sobre todo, sin dinero, se están convirtiendo en un atentado contra el futuro de los clubes, porque mientras los de la acera de enfrente avanzan en moto, ellos viajan en triciclo.
Cordero habla de la concesión como una figura intermedia entre la venta total de un club, como fue lo de Saprissa, y cederlo en administración, como lo hizo Heredia, y aunque al final pueda resultar lo mismo, para el dirigente lo que se ha de venir es un mal necesario. “Con el mayor respecto para el órgano colegiado de la Liga, creo que el equipo necesita ser concesionado para no quedar en desventaja”.
Alajuelense, por acuerdo de Asamblea, creó una sociedad anónima paralela, para poder desarrollar negocios, pero esta no funciona porque la Asociación tiene el 51% de las acciones, lo que la hace nada atractiva para cualquier inversionista.
No solo la falta de dinero es el problema para las asociaciones deportivas. Mientras en Saprissa, Jorge Vergara, o su representante, y en Brujas, Minor Vargas toman una decisión en un minuto, en las asociaciones cualquier decisión requiere un proceso de asamblea que involucra a cientos de socios.
Carmen Vargas es empresaria. Entre otras cosas tiene varias tiendas e
n San Ramón y es la presidenta del equipo de la localidad que este año militará en la primera división, otra asociación deportiva. Ella también entiende el problema.
“Tiene que haber un cambio a sociedades anónimas para atraer recursos a nuestros clubes y simplificar la toma de decisiones, porque es muy difícil poner de acuerdo a tanta gente. Como empresaria manejo mis negocios directamente y siempre para buscar el mayor beneficio posible”.
La empresaria aceptó que muchas veces lo que hace dudar a la gente son situaciones como la que le pasó al equipo de Guanacaste, cuyos dueños decidieron traérselo al Valle Central y convertirlo en el Brujas.
Otra debilidad que están mostrando las asociaciones es que hoy día está demostrado que el hecho de que las decisiones se tomen en colectivo, no significa que sean má
s democráticas, debido al ausentismo de los socios cuando se deciden situaciones importantes. La semana pasada en Alajuelense solo 120 socios, de los 1.300 que tiene la institución, asistieron a la asamblea en la que se decidió cambiar a gramilla sintética, y al Herediano se lo entregaron a Roxy Blen 287 de los 801 socios que estaban habilitados para asistir y votar en la asamblea.
Alfredo Sasso, empresario y socio del Herediano, y quien votó no, en la reciente asamblea florense, reflexionó en que “lo hice por la mala gestión de la actual junta directiva, pero estoy claro que empresarios o grandes empresas son las que deben manejar a los equipos. Quien quiere ser campeón debe comprar el campeonato invirtiendo dinero para lograrlo. Las exigencias económicas así lo dictan”.

Del lado empresarial, José Blen, hermano de Roxy, la nueva dueña del Herediano, lo resume fácil, “un equipo de fútbol es una empresa en la que participan inversionistas que buscan sacar rentabilidad a sus inversiones”.
¿Y lo poético del asunto? ¿El amor por la camiseta y la obtención de campeonatos? En realidad, la pasión por el fútbol pareciese seguir su camino por la otra acera, mientras los empresarios hacen lo suyo por la propia; en las dos partes interesa el éxito, aunque la diferencia está en que el aficionado quisiera eternizar con sus colores a las figuras de su equipo, mientras, el empresario moderno del fútbol tiene sus ojos puestos en el mercado de jugadores donde una buena transacción le generará una lluvia de dólares a sus arcas.
Y no solo dinero busca el empresario, porque adquirir equipos de fútbol a muchos les ayuda a realizar contactos para nuevos negocios y los convierten en el centro de atención de la prensa deportiva, lo que usualmente les genera espacio gratuito en los medios d
e comunicación. Si no, recordemos cuando el mexicano Jorge Vergara vino al país a cerrar la negociación del Saprissa, ¿cuánto espacio publicitario gratuito obtuvo indirectamente OmniLife?
Lo que no se puede perder de vista es que, independientemente de si hablamos de una asociación deportiva o una sociedad anónima, una mala administración puede dar al traste con ambas.
Para Guillermo Bermúdez, dirigente de la Universidad de Costa Rica, la figura legal no importa, siempre y cuando se administre con disciplina financiera adecuada y responsabilidad social. No obstante, él reconoce que en la parte financiera los equipos que se transforman en sociedades anónimas en teoría llevan ventaja. “Es una ventaja relativa porque siempre dependerá de cómo se administren los recursos; si se hace mal, el resultado no podrá ser bueno en ninguno de los casos”.
A lo anterior, Fernando Villalobos, de Carmelita, aporta que “no necesariamente todas las sociedades son exitosas; Santos renunció a la suya, a Santa Bárbara lo vendieron. El asunto no es automático, pero sí ayuda cuando los equipos tienen buena afición”.
En fin, solo el tiempo dirá hacia donde se dirige nuestro fútbol, pero lo cierto es que si lo pedido por FIFA, para 2010, con respecto a la organización de los clubes se aplicara ahora, ningún equipo de nuestro campeonato, quedaría de pie.



Nuestros clubes

Esta es la situación en que están actualmente:

Puntarenas F.C.
Figura: Sociedad Anónima.
Dueño: Adrián Castro, empresario.
Estadio: Lito Pérez, es municipal y se está negociando un convenio con la Municipalidad.

San Carlos
Figura: Asociación Deportiva
Presidente: Ronald Solís, comerciante.
Directivos: dirigentes ligados al deporte, el vicealcalde del cantón, profesionales y empresarios.
Socios: 850.
Estadio: Carlos Ugalde, municipal. Aunque ya adquirieron 75 mil metros cuadrados donde realizarán un desarrollo deportivo y construirán el estadio. Para ello se están vendiendo las acciones a ¢500 mil.

Libería Mía
Figura: Sociedad Anónima
Dueño: Mario Sotela
Estadio: Edgardo Baltodano, cedido en administración

Alajuelense
Figura: Asociación Deportiva
Presidente: Jorge Hidalgo, abogado
Directiva: Hay abogados, empresarios, administradores de empresa y mercadólogos
Socios: 1.300.
Estadio: Alejandro Morera Soto. Pertenece a la institución.

Herediano
Figura: Asociación Deportiva. Cedido en administración.
Dueña: Roxy Blen.
Directiva: presidente Aquil Alí, empresario y además tres abogados y otros empresarios y profesionales.
Estadio: Municipal, pero cedido al Herediano durante 100 años de los cuales le restan 47, aunque mientras no se convierta en sociedad anónima, podrán seguir utilizándolo.
Socios: 877.

Universidad de Costa Rica
Figura: Asociación Deportiva
Presidente: Jorge Chacón, químico de profesión
Directiva: la mayoría son funcionarios de la UCR
Estadio: Ecológico, propiedad de la UCR y cedido al equipo por convenio
Asociados: 215

Cartaginés
Figura: “Sociedad anónima” *
Asociados: 416 (ellos son los dueños del equipo pero ninguno puede tener más del 49% de las acciones).
Presidente: Thelvin Cabezas
Directiva: empresarios y profesionales.
Estadio: Fello Meza. En el club expresaron que no se tiene claro si esta sede es municipal o no.

*La situación del Cartaginés es aún muy confusa y se está discutiendo en el campo legal.


Brujas
Figura: Sociedad Anónima
Dueño: Mainor Vargas
Estadio: Cuty Monge de Desamparados, dado en administración por diez años

Carmelita
Figura: Asociación Deportiva
Presidente: Carlos González, comerciante
Directiva: integrada por comerciantes, profesionales, transportistas, etcétera
Estadio: Santa Bárbara, alquilado para la próxima temporada

Saprissa
Figura: Sociedad Anónima.
Dueño: Jorge Vergara
Estadio: Ricardo Saprissa, propiedad de la institución

Pérez Zeledón
Figura: Asociación Deportiva
Presidente: Gilbert Fernández, empresario
Directiva: la mayor parte son empresarios
Estadio: Municipal de Pérez Zeledón, cedido por convenio durante los próximos 20 años
Socios: 500

Ramonense
Figura: Asociación Deportiva
Presidenta: Carmen Vargas
Estadio: Municipal, Guillermo Vargas Roldán, cedido por convenio
Socios: 150 activos, al cierre de la pasada temporada


Ver comentarios