Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Así los vimos

| Jueves 19 noviembre, 2009



Así los vimos
GAPARI

Costa Rica

Navas: se jugó un partidazo, desviándole sobre todo a Forlán remates muy difíciles; nos recordó al Gabelo de Italia 90.
Herrera: tácticamente lo alinearon para que empujara a Bolaños en ataque; fue una buena medida; tuvo un par de oportunidades en ofensiva que desaprovechó.
Umaña: enmarcado en el drama del cierre, por poco comete autogol; su error más grave fue no saltar con Abreu, lo que le permitió al espigado ariete anotar sin dificultad.
Marín: ordenó bien la defensa; los charrúas bombardearon de fuera del área; abusó del despeje por la raya final lo que provocó varios tiros de esquina. Apenas salió, Uruguay anotó. ¿Habrá hecho falta alguna orden suya?
Miller: volvió a jugar muy bien; de hecho si el astro Suárez no brilló en el repechaje, fue obra de Roy. Potente y valiente les fue a todas con jerarquía.
Díaz: pasó todo el partido en bronca verbal con Lugano; de hecho lo marcó en los tiros libres; Junior practicó un fútbol agresivo, urgente en este escenario. Punto alto.
Bolaños: mandó un bombazo que se lo desvió Muslera; era un gol hecho; en algunas acciones abusó del juego individual. También hay que reseñar que finalmente, su celador, Pereira le adivinó el truco y pudo pararlo más fácilmente.
Borges: elevó su rendimiento con relación al juego en el Saprissa; sí le fue difícil cazar al juvenil Lodeiro, quien fue la mejor figura celeste, con mucha presencia ofensiva. Lástima que no se juntaran tantos tiros libres y de esquina con su cabeza, otrora tan efectiva.
Centeno: nos puso a soñar con su remate que empató el partido; jugada similar a la de Marco Ureña en Egipto: fue copado por la cintura anfitriona, básicamente Eguren que no le dio espacios de maniobra.
Ruiz: sin metros para expandirse; cercado por muchas piernas, prácticamente no se vio en una sola oportunidad dentro del área local con posibilidades de gol. Lo ahuyentaron de la zona de candela.
Núñez: un mortero sorpresivo al inicio del juego, les dijo a Lugano y compañía que el sustituto de Saborío estaba presente y entonces, le pusieron cuidado y Godin se le pegó.
Barrantes: un servicio largo suyo, propició el ingreso de Saborío que tras varios empellones, terminó con el gol de Paté.
Fonseca: no tuvo ninguna oportunidad a la vista.
Saborío: buen relevo; qué lástima que no cruzara aquel zurdazo al final que nos pudo dar la clasificación.