Logo La República

Sábado, 20 de julio de 2019



COLUMNISTAS


Así terminó abril

Luis Alejandro Álvarez [email protected] | Jueves 09 mayo, 2019


Los acontecimientos de abril no se podían condensar en una sola entrega, los temas a comentar han surgido de forma imprevista.

Ha sorprendido en el caso del “cementazo” el acceso privilegiado que tuvo el ex Fiscal General, Dall’anese, a las instalaciones del Banco de Costa Rica, y a la información relacionada con ese escándalo.

Preocupante es que incluso la entidad bancaria borrara los videos de la presencia del ex Fiscal General. No ha habido todavía manifestación alguna de las autoridades sobre el proceder de funcionarios del Banco de Costa Rica.

Otro ex Directivo del BCR, Francisco Molina, también ha comparecido a la Asamblea Legislativa, quien al tenor de las declaraciones de su excompañera, denuncia ante el Congreso Legislativo, que se sintió intimidado por parte de la Administración Solís Rivera, y al igual que su compañera Segnini, no fueron convocados por la Procuraduría de la Ética Pública durante la investigación efectuada.

Luego de ocho meses de investigación, se emite el informe de la Comisión Legislativa que se estableció para analizar el tema del “hueco fiscal”. Apuntan que hubo una manipulación de la información, ocultándose con fines electorales, y violentándose el principio de probidad que por imperio de ley debe de prevalecer en los funcionarios sin distingo alguno, y sin dejar de lado normativa específica, con posibles responsabilidades civiles y penales para algunos funcionarios de más alto nivel.

De un zarpazo con esta decisión los responsables se garantizaron que quedara fuera del proceso electoral, como tema prioritario, el de las finanzas públicas. No toma mucho llegar a la conclusion de cual agrupación política se vio favorecida con tal decision.

De forma apresurada, la Presidencia del Congreso, en manos de Carolina Hidalgo, procedió con el acto de develación del retrato que corresponde colocar en el Salón de los Expresidentes.

Sin estar concluido el marco oficial, y al parecer sin haberse acatado los por parte del ex mandatario Solís Rivera, en la fecha de su cumpleaños, se develó su retrato.

Se convierte todo el evento y como se dio, en un fiel reflejo de lo que fue esa administración.

Noticia que ha generado mucha bulla en el mundo politico nacional fueron las manifestaciones del autoproclamado “Ayatollah de la Ética y la Moral” en una Asamblea del PAC, donde el fundador expresa claramente el mecanismo para obtener un beneficio económico a favor del partido a través de los dineros que provee el Tribunal Supremo de Elecciones.

Un caso que tuvo el debido proceso, y que terminó en condenatoria por estafa al partido, como entidad juridica, y a dos de sus altos dirigentes. Hoy está en manos de la Fiscalía analizar si es viable abrir causa contra el señor del sombrero, que en campaña se lo entregó al hoy Presidente.

Don Carlos, el receptor del sombrero, mantiene un silencio que no es justificable, más cuando le ha nombrado como el representante de Costa Rica ante el BCIE.

Agua ha corrido bajo el puente, bastante, y han sido aguas no calmas.



NOTAS ANTERIORES


¡Protestas democráticas!

Viernes 19 julio, 2019

En democracia el pueblo es quien elije gobernantes en tiempo electoral. La soberanía es ejercida ...