Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Arsenal deja la tarea pendiente

EFE | Miércoles 20 agosto, 2014



Arsenal deja la tarea pendiente

El Arsenal, con Joel Campbell en el banquillo, deberá confiar en su fortaleza como local para solventar la eliminatoria para acceder a la Liga de Campeones, tras

Alexis Sánchez no tuvo suerte de cara al gol, en la acción es marcado por Oguzhan Ozyakup. Bulent Kilic-AFP/La República

ser incapaz de pasar del empate sin goles (0-0) en Estambul ante el Besiktas.
En el choque de vuelta el Arsenal no podrá contar previsiblemente con el español Mikel Arteta, que tuvo que retirarse lesionado, ni con el centrocampista galés Aaron Ramsey, que fue expulsado a los 80 minutos de juego por doble cartulina amarilla.
Percances que deslucen si cabe más todavía el gris partido del Arsenal, que bordeó la derrota en dos claras ocasiones del atacante local Demba Ba, pero que finalmente llegará “vivo” a la vuelta y confiando en el empuje de su público para lograr, un año más, el pase a la fase de grupos de la Liga de Campeones.
Por su parte, el Athletic de Bilbao dio un gran paso para lograr la clasificación, tras igualar a uno en su visita al campo del Nápoles.
Los españoles pudieron haber logrado un mejor marcador en Nápoles, donde primero Aymeric Laporte y posteriormente Aritz Aduriz gozaron de dos claras ocasiones para abrir un marcador, que finalmente estrenaría (0-1) Iker Muniain a los 41 minutos para los bilbaínos.
Pero cuando más controlada parecía la situación para el Athletic, surgió la mejor cara del Nápoles, que logró igualar (1-1) la contienda a los 68 minutos con un tanto del delantero internacional argentino Gonzalo Higuaín.
Un gol que dio paso a los mejores momentos de los de Rafa Benítez, que hoy cumplió 150 partidos en las competiciones europeas, que gozaron de varias claras ocasiones de dar definitivamente la vuelta al tanteador en un tramo final de partido, en el que el portero del Athletic de Bilbao, Gorka Iraizoz, se convirtió en el gran protagonista.
La fase de grupos parece acariciarla el Salzburgo austriaco, que se impuso por 2-1 a todo un clásico como el Malmoe sueco, finalista de la competición en 1979.
Mientras que, a esta ronda ya se le puede ir dando un boleto al Bayer Leverkusen alemán, finalista en 2002, que dio un paso de gigante para volver a figurar entre los más grandes del fútbol europeo al imponerse por 2-3 en su visita al campo del Copenhague.

Madrid/EFE