Enviar
Sector dinamizará actividad a través del acuerdo de asociación
Arroceros reclaman ingreso a Europa

• Región incrementarán cosecha en un 20% a corto plazo
• Empresarios apuestan a exportar valor agregado y no cantidad

Mónica Cordero
[email protected]

Los arroceros centroamericanos pretenden competir de frente y vender el producto a la Unión Europea (UE), de prosperar el acuerdo de asociación que se negocia con ese bloque.
Así lo dejó en claro ayer la Federación Centroamericana de Arroceros (Fecarroz), la cual espera ingresar el grano con cero arancel a la UE.
La organización presentó su posición a los negociadores del istmo, reunidos en un encuentro de coordinación en nuestro país.
El sector pretende obtener una cuota del 1,2 millones de toneladas de arroz procesado (40% del consumo) que importa la Unión Europea de Estados Unidos, China, India, Pakistán, Tailandia y Uruguay.
La propuesta, presentada al equipo de técnicos del istmo, no establece una cuota determinada, con el objetivo de conocer las pretensiones del Viejo Continente.
Centroamérica es un mercado deficitario en producción arrocera en la actualidad. Alrededor de la mitad del grano que consumen los centroamericanos tiene sello estadounidense.
El plan del sector arrocero es seguir el ejemplo de Chile, país que compra arroz de sus vecinos para el consumo interno y comercializa especialidades del grano en la Unión Europea, a través del acuerdo de asociación.
La proyección de los arroceros centroamericanos es que la apertura del mercado europeo dinamizaría la actividad y la estimulará a la inversión en alta tecnología y el aumento del empleo.
“Esto es una oportunidad para reactivar el sector arrocero centroamericano. Estimamos que el acuerdo entrará en vigencia en 2012. Estaremos preparados para exportar una cantidad importante”, señaló Eduardo Rojas, presidente de la Fecarroz, quien asegura que el precio internacional del grano evitará afectaciones en el costo interno.
La idea de los productores e industriales es ingresar el grano con un alto valor agregado al mercado europeo. Por ejemplo, arroces con vegetales deshidratados, orgánicos y aromatizados.
Se estima que para los próximos años el consumo de arroz en el Viejo Continente aumentará ante la llegada de nuevos consumidores provenientes de Asia y América Latina.
“La migración de latinos afectó los cálculos de abasto en países como España, que tuvieron que implementar programas de emergencia”, explicó Francisco Rodríguez, director de Fecarroz.
Los productores e industriales de la región aseguran que los programas del mejoramiento de semilla y de manejo de alta productividad facilitarán un alza en la producción de hasta un 20%, en un plazo de cuatro años.
La ampliación de la capacidad también se verá favorecida con una eventual integración de Panamá a la negociación con la Unión Europea, quien tiene la mayor capacidad de producción del área. La reunión de ayer sirvió para plantear la posible unión de la industria panameña arrocera a Fecarroz.
Por otra parte, uno de los temas que aún generan preocupaciones en distintos sectores empresariales, es el relacionado con los procesos de integración aduanera de la zona.
Al respecto la Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Centroamérica, Panamá y el Caribe (Fecaexca) instó a los gobiernos de la región a finiquitar la armonización arancelaria promovida por la unión aduanera. Los empresarios alegan que falta aún un 6% por convenir y para ello se requiere mayor apertura política.
“Hay posiciones políticas muy difíciles para varios de los gobiernos en distintos temas. La decisión tiene un costo y las visiones cerradas perjudican el proceso”, comentó Juan Carlos Paiz, presidente de Fecaexca.
Los exportadores piden a los gobiernos “dejar de lado los beneficios individuales” por las ventajas que implica el libre comercio para los cinco países. El objetivo es asegurar una actuación fuerte y más agresiva de los centroamericanos frente a la Unión Europea.
Otra de las peticiones es integrar a Panamá en la negociación con el bloque europeo. “Panamá ofrece ventajas como el tránsito marítimo y el sistema financiero pero a su vez requiere materias primas. Hay que utilizar estas sinergias”, indicó Juan Carlos Paiz.
La Federación de Cámaras de Centroamérica ratificó a los negociadores la importancia del acompañamiento al sector en el proceso con los europeos y el apoyo a la consolidación de los beneficios de la última versión del Sistema Generalizado de Preferencias.

Ver comentarios