Logo La República

Viernes, 17 de mayo de 2024



FORO DE LECTORES


Armonizando la Comunicación Interna y la Cultura Corporativa

Pablo Duncan pduncan@clcglobal.cr | Miércoles 01 noviembre, 2023


PD


Pablo Duncan Linch

Socio director

CLC Comunicación afiliada de Llorente y Cuenca (LLYC)

En el mundo post-pandémico las empresas enfrentan el desafío de prosperar en un entorno incierto y dinámico. En este nuevo esquema, la capacidad de adaptación, la cohesión y la coherencia son más críticas que nunca. Siempre enfatizo que la clave para navegar por este nuevo mundo yace en la sinergia entre la comunicación interna (CI) y una cultura corporativa auténtica y atractiva, dos elementos que se han vuelto imprescindibles en el panorama empresarial actual.

Más allá de un simple mecanismo para transmitir información, la CI debe considerarse como el sistema nervioso de cualquier organización. En la era digital donde el trabajo híbrido y las estructuras dinámicas de equipo son preferidas, la CI efectiva no solo mantiene a los equipos humanos de la empresa u organización informados, sino también fomenta un sentido de pertenencia y propósito, creando un ambiente colaborativo y unificado. Aquí, las herramientas tecnológicas desempeñan un rol fundamental, desde aplicaciones móviles y mensajería instantánea hasta encuestas de satisfacción y boletines digitales, los cuales aseguran una experiencia de usuario intuitiva y relevante.

Sin embargo, este enfoque no debe ser unidimensional. La inclusión de todas las personas en la construcción de nuestra estrategia de CI es crucial. Facilitar su acceso a la comunicación y permitirles compartir sus insights no solo promueve su compromiso y liderazgo, sino también puede reducir la rotación de personal, un desafío constante en los sectores de gran interacción con el cliente.

En un mercado laboral donde las personas valoran el propósito y la satisfacción tanto como el salario, construir y mantener una cultura corporativa positiva más que un lujo, es una necesidad. Una diversidad de estudios realizados establece consistentemente que una mayoría significativa de colaboradores está dispuesto a aceptar un salario menor a cambio de un trabajo que aman, un dato que subraya la importancia de un ambiente de trabajo atractivo y el cual genere significado para las personas.

La colaboración entre la asesoría en relaciones públicas (RP) y los departamentos de recursos humanos (RR.HH.) es fundamental en este aspecto. Se debe trabajar en conjunto para desarrollar y promover una cultura para atraer el talento, retenerlo y desarrollarlo. Es preciso construir y gestionar una marca empleadora sólida en el mercado. Esto incluye, pero no se limita a, opciones de trabajo flexible, reconocimiento, celebración de logros corporativos y eventos para fomentar el trabajo en equipo, la camaradería y el bienestar del equipo. Por supuesto, las oportunidades de crecimiento, de carrera corporativa y la participación en la toma de decisiones son una piedra angular de estos esfuerzos.

La CI y la cultura corporativa deben estar absolutamente interconectadas por medio de la narrativa. La historia que una empresa cuenta sobre sí misma debe resonar tanto interna como externamente. Los equipos de la empresa no solo deben comprender la misión y los valores de su empresa, sino también sentirse parte de su narrativa y toda la organización debe vivir esa historia (storytelling - storydoing). Cuando RP y RR.HH. colaboran en la creación y comunicación de esta narrativa, se aseguran de que la historia vivida por los stakeholders internos y la contada al público sean una y la misma.

En CLC Comunicación afiliada de Llorente y Cuenca (LLYC) siempre recomendamos a nuestros clientes invertir en CI, pues es muy importante reconocer su valor no solo como un medio de transmisión de información, sino como un puente que conecta a los empleados entre sí y con la organización. También les sugerimos y ayudamos a fomentar una cultura corporativa que no solo se promocione para atraer talento, sino que realmente se replique y se viva día a día. Por esta razón, es fundamental asegurarse que los valores proclamados se reflejen en las prácticas diarias de la organización.

En un mundo empresarial donde el cambio es la única constante, las organizaciones deben aprender a orquestar una sinfonía armoniosa entre la comunicación interna y la cultura corporativa. Gracias a esta conjunción podrán navegar con éxito por las aguas a menudo turbulentas del mercado global.








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.