Argentina quita beneficios millonarios a empresas
Enviar
Argentina quita beneficios millonarios a empresas

El Gobierno argentino eliminó beneficios económicos por unos $140,5 millones anuales en favor de petroleras, mineras, aseguradoras, bancos y empresas de telefonía, entre otras, al poner ayer en marcha una revisión de la millonaria política de subsidios vigente desde 2003.
La política de subsidios será revisada por una comisión técnica bajo el criterio de que "nadie cobrará" un incentivo fiscal "que no necesita", anunciaron los ministros de Planificación, Julio De Vido, y de Economía, Amado Boudou, en rueda de prensa.

Además se anunció que el metro de Buenos Aires se traspasará a la Alcaldía de la capital argentina, en manos del conservador Mauricio Macri, con lo cual el Estado dejará de pagar subsidios por unos 700 millones de pesos anuales (unos $164 millones) a la empresa concesionaria del servicio.
Los ministros dieron a entender que habrá una reducción del gasto en subsidios, que una amplia gama de sectores recibe por un promedio de unos 28.000 millones de pesos (unos $6.700 millones) anuales, pero remarcaron que esto no tendrá impacto social ni supondrá abandonar la intervención del Estado en la economía.
Boudou señaló que habrá una "completa revisión" a tono con "el contexto internacional de alta volatilidad" de los mercados de capitales y los males económicos que se padecen en Estados Unidos y la Unión Europea.
"Los subsidios van a seguir siendo una de las herramientas clave, sobre todo para profundizar la industrialización, la oferta de empleos y la competitividad" exportadora de Argentina, afirmó.
De Vido anunció que se ahorrarán unos 600 millones de pesos (unos $140,5 millones) anuales, al eliminarse subsidios al consumo de electricidad, gas y agua potable que beneficiaban a compañías de seguros, bancos, petroleras, mineras, empresas de telefonía móvil, concesionarias casinos, puertos y aeropuertos.
Dijo que habrá una "revisión permanente" de los subsidios que mantienen bajas las tarifas del transporte, energía, agua potable y otros servicios públicos, además de los que benefician a ciertas industrias y el sector agropecuario.
"Cada quince días" habrá "novedades que anunciar" sobre ajustes a la política de subsidios, indicó luego de insistir en que "no hay ninguna razón" por la que la retirada de incentivos desemboque en alzas en las tarifas de servicios públicos o combustibles, apuntó el ministro de Planificación.

Buenos Aires/EFE

Ver comentarios