Enviar
Argentina podría importar carne vacuna por 1ª vez por la sequía

Santiago
Bloomberg

Argentina, el país que más carne de res consume en todo el mundo, podría recurrir por primera vez a las importaciones en dos años porque la sequía está matando ganado y los controles sobre las exportaciones han hecho que los ganaderos se retiren del negocio.
Los pastizales se han secado y el forraje se ha encarecido tanto que los ganaderos están permitiendo que el ganado se muera en los campos, dijo Arturo Llavallol, director de la Sociedad Rural Argentina, con sede en Buenos Aires. Los ganaderos están matando más ganado de cría de lo usual, lo que hace peligrar la producción futura, agregó.
La base ganadera del país se ha contraído un 7% desde 2006, cuando el Gobierno restringió la exportación de carne vacuna para incrementar el suministro en el mercado local, dijo Llavallol en una entrevista telefónica desde Saavedra, al suroeste de Buenos Aires. El país podría necesitar recurrir a las importaciones en un par de años, añadió.
“Si queremos seguir exportando, tenemos que reducir el consumo”, dijo Llavallol, también vicepresidente de la Secretaría Internacional de la Carne, con sede en París, una asociación que representa a ganaderos de todo el mundo. “Si no hay suficiente materia prima, uno cierra la fábrica o importa”.
Los argentinos consumirán unos 70 kilos (154 libras) de carne de res por persona este año, según Miguel Schiariti, analista que compila un informe mensual para la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de Argentina (Ciccra). El consumo ha subido desde menos de 60 kilos por persona en 2006, cuando comenzaron las restricciones a la exportación, según Ciccra.
Los precios en el país latinoamericano son los más bajos del mundo: alrededor de $1,65 por kilo, en comparación con $2,82 en Brasil y $2,86 en Estados Unidos, dijo en una entrevista telefónica desde Buenos Aires Miguel Gorelik, portavoz del empacador argentino de carne Quickfood SA.
Argentina, que era el mayor exportador de carne de res del mundo en los años setenta, cayó al séptimo lugar el año pasado, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés). Brasil, que ahora es el mayor exportador del mundo, exportará cuatro veces más carne vacuna que Argentina este año, según USDA.
Levantar las restricciones a la exportación establecidas por el ex presidente argentino Néstor Kirchner permitiría a los ganaderos conseguir mejores precios y evitaría que vendieran ganado de cría para consumo, según Llavallol.
Una caída en la producción y exportación de carne argentina podría afectar los beneficios de empresas como la brasileña JBS SA, el mayor empacador de carne del mundo, y Marfrig Alimentos SA, que tienen mataderos en Argentina.
JBS, que se convirtió en el mayor productor de carne vacuna de Argentina tras su compra en 2007 del empacador estadounidense Swift & Co., ha dejado de invertir en el país latinoamericano porque los controles gubernamentales están afectando el crecimiento económico, dijo en São Paulo Marcus Vinicius Pratini de Morães, miembro del consejo de administración de la compañía y ex ministro de Agricultura de Brasil.
“Dejamos de crecer en Argentina por esos problemas”, dijo Pratini de Morães en una entrevista el 14 de agosto. “Actualmente el mundo está dividido en tres tipos de países: los desarrollados, los países emergentes y Argentina”.
Partes del centro y el oeste de la provincia de Buenos Aires están sufriendo una “severa sequía”, dijo la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en un informe del 12 de agosto. La bolsa dijo que su informe de esta semana podría mostrar que las lluvias no aliviaron la sequía en el área, lo que hará que ganaderos vendan sus rebaños.
Ver comentarios