Argentina está atenta a tres cosas en las primarias
Enviar

Argentina está atenta a tres cosas en las primarias


Las primarias presidenciales de Argentina darán las primeras pistas sobre la perspectiva de poner fin a una batalla que lleva una década con los acreedores que ha marginado al país de los mercados de bonos extranjeros.
Para inversores que incluyen a titanes de los fondos de cobertura como George Soros y Daniel Loeb, la votación del domingo será un signo de lo que cabe esperar cuando el país lleve a cabo las elecciones el 25 de octubre, dicen los analistas.
Las encuestas muestran que el candidato de la oposición, Mauricio Macri, y el favorito Daniel Scioli, ganarán sus respectivas competencias.
Analizando los votos totales de todas las primarias los analistas e inversores podrán hacerse una idea de cómo les puede ir a los candidatos en la elección nacional.
Los bonos de referencia de Argentina avanzaron 16% en el último año con la idea de que el sucesor de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner volverá atrás con las políticas que llevaron al país a una cesación de pagos por segunda vez en 13 años e hicieron subir la inflación.
En los últimos meses, Scioli se alineó más con Fernández, que pertenece al mismo partido, generando el temor de que no se apresurará a introducir los cambios que los inversores desean.
A continuación, tres hipótesis que los inversores deben tener en cuenta: (Se cuantifica el apoyo para la oposición como el total de votos para el Partido Cambiemos, que incluye a Macri, el favorito del mercado, Elisa Carrió y Ernesto Sanz).

Primero: Scioli obtiene más del 45% de los votos totales en la primaria, o 40% manteniendo una ventaja de 10% sobre la oposición: los mercados probablemente no reaccionarán bien.
Esto se debe a que son los conteos que necesitará Scioli para ganar directamente en la primera vuelta de las elecciones presidenciales y evitar un balotaje.
Las encuestas actuales indican que probablemente no obtendrá un 45% de los votos el domingo.
“Los mercados se decepcionarán si Scioli obtiene lo suficiente como para ganar en la primera vuelta, pero personalmente, creo que es una mala lectura”, dijo Daniel Kerner, responsable de investigación sobre América Latina en Eurasia Group en Washington. “Scioli tendrá el apoyo de la mayoría del partido peronista, o sea que políticamente estará en mejores condiciones de realizar ajustes cuando necesite o quiera hacerlos”.

Segundo: Scioli obtiene menos del 40% de los votos totales y tiene una ventaja sobre la oposición de menos de 10%: este resultado puede generar una recuperación en el mercado en tanto los inversores pensarán que Scioli enfrentará a Macri en una segunda vuelta. Bancos como Morgan Stanley dicen que esta hipótesis es la más probable. Las encuestan demuestran que una votación cabeza a cabeza sería reñida, en tanto dos encuestas indican una victoria de Macri.

Tercero: Los inversores también observarán los totales de votos para otros candidatos –especialmente el peronista disidente Sergio Massa, que se ubica detrás de Scioli y Macri en las encuestas –. Si no queda fuera después de las primarias, su presencia en la elección general puede quitar votos a ambos candidatos, haciendo más probable un balotaje. La gran incógnita es adónde irían los votos de Massa después de la primera vuelta. Al igual que Macri, Massa reclama cambios en las políticas, pero por ser peronista, la mayoría de sus votos puede terminar yendo a Scioli, según Alberto Bernal, economista en Bulltick Capital Markets.

Bloomberg

Ver comentarios