Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



GLOBAL


Argentina busca eliminar controles cambiarios

Bloomberg | Lunes 02 mayo, 2016

Argentina estará “lo más cerca posible” de la meta de inflación del 25% fijada para este año. Shuttersotck/La República


 Argentina apuntará a eliminar las restantes restricciones a la negociación de divisas en los próximos meses y sólo intervendrá en el mercado cuando las fluctuaciones sean “injustificadas”, dijo el presidente del banco central Federico Sturzenegger.
Sturzenegger, que señaló que el banco central no tiene una estimación del valor del peso a fin de año, reiteró su compromiso con una moneda flotante en una conferencia de prensa que tuvo lugar el jueves. Dijo que el peso debería moverse en consonancia con el real brasileño, el principal socio comercial del país.
El presidente Mauricio Macri asumió su cargo en diciembre y rápidamente eliminó la mayoría de los controles cambiarios, lo que llevó a una caída del peso de 27% en un día conforme el banco central puso fin a las ventas diarias de dólares que apuntalaban el tipo de cambio.
Algunas disposiciones del anterior gobierno aún limitan la posibilidad de que los inversores transfieran el producto de los activos de renta fija y de renta variable, limitando la capacidad del país para atraer inversiones extranjeras después de años de restricciones que se tradujeron en una atonía del crecimiento y distorsiones económicas.
El peso cayó 8,4% en lo que va del año, el peor desempeño entre las 24 monedas de mercados emergentes que sigue Bloomberg y que contrasta con una baja de 0,6% de la moneda con el siguiente peor desempeño, la rupia india. Los analistas consultados por Bloomberg calculan en promedio que el peso perderá otro 14% para fin de año.
Argentina estará “lo más cerca posible” de la meta de inflación del 25% fijada para este año y el banco central sólo bajará las tasas de interés cuando haya certeza de que la tasa se está desacelerando, agregó Sturzenegger. Los precios al consumidor probablemente suban 34% ciento este año, según la mediana de estimaciones de los analistas consultados por Bloomberg.
“Estamos empeñados en bajar la inflación de manera significativa en el segundo semestre y esa es para nosotros la garantía más fuerte no sólo del crecimiento de la demanda y del crecimiento del empleo sino también de un crecimiento de largo plazo”, aseveró Sturzenegger.