Enviar
Arbitros ayudan a Steelers
Error garrafal les permitió derrotar a Dolphins
Una decisión equivocada de los árbitros permitió que los Steelers de Pisttsburgh viniesen de atrás para anotar un gol de campo que les dio el triunfo por 23-22 ante los Dolphins de Miami.
Los árbitros no vieron como “fumble” una perdida de balón que tuvo el mariscal de campo de los Steelers, Ben Roethlisberger, en la línea de gol y permitió que su equipo en la siguiente jugada anotase un gol de campo que iba a ser el del triunfo.
El veterano pateador Jeff Reed con 2:30 minutos para que concluyese el tiempo reglamentario acertó con un patada desde la yarda 18 para conseguir los tres puntos que decidieron la victoria de los Steelers (5-1).
La jugada anterior al gol de campo, los Steelers estaban con el tercer intento y anotación en la yarda dos cuando Roethlisberger perdió el balón al cruzar la línea de protección de los Dolphins.
La jugada fue señalada como “touchdown”, mientras que los jugadores de ambos equipos luchaban por el ovoide en la zona de protección.
Después de ver la repetición de la jugada, el árbitro Gene Steratore anunció que Roethlisberger había perdido el balón antes de hacer la anotación.
Pero Steratore también dijo que todo el equipo arbitral no habían visto una evidencia clara de que equipo había recuperado el balón y decidieron que los Steelers lo mantuviesen en la línea de la media yarda para permitir a Reed anotar el gol de campo de la victoria.
La defensa de los Steelers hizo luego su trabajo al limitar a los Dolphins a solo cuatro yardas de avance en las últimas cuatro jugadas.
Anteriormente, el pateador Dan Carpenter con 5:17 minutos para concluir el tiempo reglamentario había puesto por delante a los Dolphins (3-3) con un gol de campo de 40 yardas para un parcial de 20-22.
Roethlisberger volvió a ser el líder indiscutible de los Steelers en su segundo partido de la temporada como titular después de cumplir cuatro encuentros de suspensión al completar 19 de 27 pases para 302 yardas con dos envíos de anotación, sin que tuviese ninguna interceptación.
Mientras que Chad Henne, el mariscal de campo de los Dolphins, completó 23 de 36 pases para 257 yardas de avance por aire y un lanzamiento fue de anotación, el que le hizo de 26 yardas al receptor abierto Davone Bess y tampoco le interceptaron ningún envió.

Miami / EFE
Ver comentarios