Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 13 Septiembre, 2017

Pizarrón

Aquellos días del 15 de setiembre de 1821

El próximo viernes celebramos la Independencia de Centroamérica, declarada el 15 de setiembre en la ciudad de Guatemala.
Desde 1533 cuando se creó el Virreinato de México o de Nueva España, se incorporó a él la región de Centroamérica.

En 1568 se constituyó la Audiencia de Guatemala que era la que ejercía el control en la Capitanía General de Guatemala, como también se reconoció y denominó esta región, que abarcaba desde el sur de México hasta Costa Rica.

Así la región ya conocida como Costa Rica formaba parte de la Capitanía General de Guatemala, o Reino de Guatemala como también se le conocía.

La Capitanía estaba a cargo de un capitán general y, en nuestro caso, la Provincia de Costa Rica estaba a cargo de un gobernador, que cumplía funciones políticas, junto con funciones administrativas y militares.

En la Capitanía General de Guatemala funcionaron cuatro Intendencias, con atribuciones similares pero principalmente de Hacienda, para recoger impuestos y tributos.

Dentro de la administración colonial se llegaron a establecer los cabildos o ayuntamientos, como corporaciones municipales, presididas por el gobernador, el corregidor o el alcalde según fuera el caso.

Las reuniones de la cabildos se podían hacer en forma abierta o cerrada. Abierta, con presencia de los vecinos con derecho a voz y voto; cerrada, únicamente con los miembros del ayuntamiento, que eran los regidores, los síndicos y los alcaldes.

Durante los días de la Independencia, y al finalizar la colonia española, los cabildos llegaron a tener gran importancia.

En la Cortes de Cádiz se dispuso que cada provincia debía tener una diputación, integrada por siete miembros electos popularmente y tres suplentes. Con la suspensión de la Constitución de Cádiz desde 1814 hasta 1820 se suspendieron estas diputaciones.

Costa Rica era bastante autónoma al finalizar la colonia, por ello el 23 de marzo de 1814, se solicitó, por parte de la diputación provincial, a las Cortes de Cádiz que junto con Nicaragua se constituyera una Capitanía General, separada de Guatemala, con sede en León de Nicaragua y que se estableciera una Intendencia en Costa Rica, sin que ninguna de estas dos propuestas se aprobara.

Las ideas republicanas y liberales habían ingresado a Costa Rica en esa última década antes de la Independencia. En la Casa de Enseñanza de Santo Tomás, fundada en 1814, se divulgaron estas ideas, bajo la influencia del Bachiller Francisco José Osejo, lo que se reforzaba con las noticias que sobre los movimientos revolucionarios independentistas, en Suramérica, divulgaba y daba a conocer Gregorio José Ramírez.

En ese finalizar de la colonia Costa Rica dependía de Guatemala en aspectos de Guerra, Justicia y Hacienda, y de León, de Nicaragua, en aspectos de Política, Economía y Policía.

Por esta razón, cuando se comunica la Independencia de Centroamérica, a los pueblos de la Provincia, a Costa Rica llegan copias del Acta del 15 de setiembre, aprobada en Guatemala, y la del 28 de setiembre, aprobada en Nicaragua.

La Declaración de Independencia de Guatemala de 15 de setiembre de 1821, se comunicó inmediatamente a los pueblos de la Capitanía, con el fin de que con su noticia los pueblos decidieran al efecto y nombraran representantes propios, o eligieran diputados, para que en Congreso, que se iba a instalar, resolviera en definitivo esta decisión de ruptura con el orden colonial español.

En San Salvador el 21 de setiembre se dispuso declarar la Independencia. En Nicaragua y Honduras esta decisión se tomó el 28 de setiembre. En León de Nicaragua, bajo la influencia del Obispo, se estableció que esa Independencia se condicionaba “hasta que se aclararan los nublados del día”, frase con la que se conoce esta Acta de Independencia de Nicaragua. El 14 de octubre rectificaron esta frase con otra Acta de Independencia.

A Costa Rica llegaron las Actas de Guatemala y la de Nicaragua el 13 de octubre. No llegaron copias de las Actas de San Salvador y Tegucigalpa, porque no teníamos vínculos políticos o administrativos don ellos, aunque probablemente se llegó a conocer de las decisiones independentistas allí tomadas. Inmediatamente se pusieron en conocimiento de los pueblos las Actas de Guatemala, y de Nicaragua, para que nombraran delegados, que el 29 de octubre debían reunirse en Cartago para decidir sobre estos documentos, lo que hicieron a las 5 de la mañana de ese día.

En el Acta del 14 de octubre de 1821 en Nicaragua, rectificando la del 28 de setiembre, se apoyó el Plan de las Tres Garantías del Imperio de México o Plan de Iguala, noticia que se recibió el 28 de octubre en Cartago, señalando que todas las ciudades, villas y pueblos de Nicaragua se declaraban independientes de España.

Con el Plan de Iguala se estableció el Imperio el 27 de setiembre de 1821. Al Plan de las Tres Garantías se sumaron León de Nicaragua, Cartago y la Villa de Heredia.

El 29 de octubre de 1821 en Cartago, bajo la modalidad de cabildo abierto, con participación de los vecinos, se dispuso declarar la Independencia absoluta de Costa Rica, del Gobierno español, que debía publicarse y jurarse el jueves 1° de noviembre.

Así el 29 de octubre se estableció la fecha en que se declaró la Independencia de Costa Rica.

El 1° de noviembre de 1821 el Ayuntamiento de San José, en cabildo abierto, declaró que la Ciudad de San José era libre e independiente, reconociendo al ayuntamiento y a la diputación como su única autoridad.

Con el Acta de Cartago interinamente, durante los siguientes 15 días estuvo ejerciendo la autoridad el último gobernador colonial Juan Manuel de Cañas.

El 5 de noviembre los ayuntamientos de San José y Alajuela desconocieron al gobernador, demandando que fuera removido. El 12 de noviembre fue cesado en sus funciones, mismo día que se reunió la Junta de Legados en Cartago, que se instaló con carácter de Gobierno Provisional.

Así iniciamos nuestros primeros pasos hacia la vida Independiente.

La fecha del 15 de setiembre la celebramos como el detonante que provocó las declaraciones de Independencia del resto de las provincias de Centroamérica, pero no debemos olvidar que la fecha en que se declara la Independencia de Costa Rica fue el 29 de octubre de 1821.

Se celebra el 15 de setiembre, en toda Centroamérica, como una fecha que le da unidad a la celebración de lo que fue la antigua Capitanía General de Guatemala o del Reino de Guatemala.

El desfile que con este sentido se celebra igualmente de la traída de la Antorcha de la Independencia, desde Guatemala hasta Cartago, que llega aquí el 14 de setiembre en la noche, se originó por iniciativa del Gran Maestro del Deporte costarricense, Alfredo Cruz Bolaños, que era Director General de Deportes, realizándose el primer evento de estos el 15 de setiembre de 1964, en medio también del ambiente regional que había de la integración centroamericana que en aquellos años se promovía y se echó a andar.