Apuesta a Chevy: GM
Enviar
Apuesta a Chevy: GM

General Motors Co. recurrirá a Chevrolet, cuyo eslogan en un momento fue “El latido de Estados Unidos”, para impulsar el crecimiento en Europa en momentos en que evalúa una nueva tanda de recortes de costos para reducir $16 mil millones de pérdidas en su subsidiaria Opel.
Chevrolet, uno de los autos de mayor venta de los EE.UU. desde que salió al mercado en 1911, no tuvo ninguna importancia en Europa, donde Opel llenaba ese segmento del mercado para GM, hasta 2005.

Fue entonces cuando GM rebautizó a sus autos económicos Daewoo de fabricación coreana como Chevrolet, sumando luego los Corvette y los Camaro para redondear la marca.
Ahora ha logrado conquistar un nicho en Europa, atenuando la incidencia de la caída de Opel y llevando algo de competencia interna a ese continente.
GM este año ampliará su línea Chevrolet en la región con una versión camioneta del mediano Cruze que fue diseñada especialmente para la zona donde nació Opel.
“Europa sigue siendo una obra en marcha”, dijo el máximo responsable ejecutivo Dan Akerson en la declaración de ganancias de la compañía. “Seguiremos trabajando tanto en los ingresos como en las oportunidades de costos hasta que hayamos llevado a GM a niveles de rentabilidad competitivos”.
GM dijo que su utilidad neta en el primer trimestre cayó 61% debido al aumento de las pérdidas en Europa, pese a que las ganancias operativas en América del Norte, excluyendo algunas partidas, crecieron 35% a $1,7 mil millones.
Los ingresos de la mayor automotriz del mundo pasaron de $36,2 mil millones a 37,8 mil millones.
Aunque las dificultades de Opel llevaron las operaciones europeas de GM a un déficit de $256 millones en el primer trimestre, continuando pérdidas que datan de 1999, Chevrolet avanza en dirección contraria.
Una fuerte rebaja de precios y una nueva composición para su línea de vehículos probablemente hagan crecer las ventas en la región un 2,8% en 2012, aun cuando el mercado europeo en general caiga por quinto año consecutivo, según los datos de IHS Automotive.
Las pérdidas de Opel y su marca hermana británica Vauxhall limitaron las ganancias de GM en América del Norte y las ganancias de Chevrolet no ayudan a la recuperación en Europa.
Las utilidades europeas de Chevrolet se contabilizan dentro de las operaciones internacionales de GM, que registraron una ganancia operativa ajustada de $529 millones en el primer trimestre.
Tras desechar la meta de lograr el equilibrio en Europa el año pasado, GM, con sede central en Detroit, está trabajando en un nuevo plan de reestructuración dificultado por acuerdos sindicales que impiden el cierre de fábricas y los despidos forzosos hasta 2014.
GM buscó ayuda estatal para Opel luego de retractarse de un acuerdo para vender la automotriz alemana de 150 años de antigüedad en noviembre de 2009.
El episodio afectó la imagen de la marca. “Los clientes se alejan de las marcas que permanentemente aparecen bajo una luz negativa en los medios”, lo que hace más difícil obtener recursos de la empresa madre, señaló Thomas Schiller, socio del área automotriz de Deloitte en Munich. “La casa central centrará su atención en las marcas que puedan cumplir las metas estratégicas con más éxito”.

Bloomberg

Ver comentarios