Apple tiene muchos candidatos al plantearse sucesión del CEO
Enviar

Bloomberg
El máximo responsable de Apple Inc., Tim Cook, abordó el martes el tema de la sucesión en la asamblea anual de accionistas de la compañía y dijo que “transmitir el mando” de forma adecuada es una de sus funciones más importantes.

La compañía cuenta con muchos ejecutivos experimentados que podrían reemplazar a Cook llegado el momento. El equipo que lidera Apple comprende a otros 10 ejecutivos además de Cook, algunos de ellos tan experimentados como el jefe de operaciones Jeff Williams, el jefe de servicios Eddy Cue, el responsable de marketing de producto Phil Schiller y el líder de hardware Dan Riccio.

También están quienes son relativamente recién llegados como el director financiero Luca Maestri y la jefa del sector minorista Angela Ahrendts, que aportó su experiencia ejecutiva ganada en otras compañías.

En la asamblea realizada en Cupertino, California, Cook dijo que en los últimos años la agenda de todas las reuniones de la junta directiva de Apple ha comprendido la planificación de la sucesión de todos los puestos ejecutivos clave, pero no especificó ningún posible sucesor. El directivo, que tiene 57 años, se desempeña como CEO desde que sucedió a Steve Jobs en 2011. Ha presidido una verdadera explosión de los ingresos y las ganancias, así como la expansión de servicios como el streaming de música y la supervisión del lanzamiento del Apple Watch, el iPhone X y el HomePod.

No hay motivos para pensar que Cook planee retirarse pronto, y dado que su partida puede producirse a muy largo plazo, es posible que su sucesor termine por ser alguien que aún ni siquiera integre el equipo ejecutivo de la compañía. Sus afirmaciones, sin embargo, dieron al tema un nuevo nivel de especificidad.

Apple declinó hacer declaraciones sobre los comentarios del CEO.

Williams, el director de operaciones de Apple, probablemente sea el sucesor más lógico de Cook si el CEO renunciara en el futuro inmediato. Williams, que al igual que Cook se especializa en las operaciones, administra la cadena global de suministro de Apple, que produce iPhones, iPads y Macs, los cuales generan la mayor parte de los ingresos de Apple.

También ha pasado a tener un perfil más público en los últimos años al dirigir el desarrollo del Apple Watch y anunciar en conferencias de prensa nuevos productos relacionados con la salud.

Ahrendts, que llegó a Apple en 2014 para dirigir su división minorista, se había desempeñado antes como CEO de Burberry Group Plc, donde orquestó la recuperación de la firma de productos de lujo.

Se la ha barajado como posible sucesora de Cook por su experiencia y su capacidad para relacionarse con empleados y clientes. “Noticias falsas, noticias falsas. Una tontería. No”, dijo Ahrendts a BuzzFeed News cuando se le preguntó sobre la sucesión el año pasado.

Como líder de la más valiosa de las compañías que cotizan en bolsa, se convertiría de inmediato en una de las mujeres más poderosas del mundo empresarial. Apple trata de impulsar la diversidad, y designar a Ahrendts como presidenta ejecutiva generaría conmoción en el sector tecnológico, criticado por su cultura de hegemonía masculina.


Ver comentarios