Aporte militar y tecnológico para Olimpiadas
Enviar
Aporte militar y tecnológico para Olimpiadas

BAE Systems Plc, el mayor fabricante de armas de Europa, y el propietario del equipo de Fórmula 1 McLaren Group Ltd. son parte de un grupo de compañías y universidades británicas que están ofreciendo sus conocimientos de ingeniería para aumentar la cantidad de medallas olímpicas que podría obtener el Reino Unido este verano.
U.K. Sport, proveedor de fondos estatales al programa olímpico del país, ha reclutado a unas cien empresas y 25 instituciones académicas para que adapten la tecnología industrial al uso deportivo, según Scott Drawer, responsable de investigación e innovación del organismo.

El proyecto ha dado a los atletas olímpicos británicos como el ciclista Chris Roy, el corredor en silla de ruedas David Weir y los canoístas Jon Schofield y Liam Heath acceso a instalaciones y productos como los túneles de viento de la industria aeroespacial, las obleas de identificación electrónica que usan los soldados y materiales nano-revestidos mientras se preparan para las Olimpíadas de Londres 2012 que comienzan el 27 de julio.
La cantidad de países representados entre los ganadores de medallas ha crecido desde la década de 1980, declaró Drawer en una entrevista telefónica. “Esos márgenes son mucho más chicos y entonces uno constantemente busca nuevas formas de mejorar a sus atletas. Aplicando la ciencia, la tecnología y la ingeniería, podemos mejorar el rendimiento”.
U.K. Sport, que tiene un presupuesto anual de 100 millones de libras ($156 millones), invirtió más de 7,5 millones de libras en el programa de innovación en los últimos cuatro años. Por su parte, los socios empresariales y académicos proveyeron otros 15 millones de libras en efectivo y en especie. Los equipos olímpicos británicos de natación, tiro, taekwondo y vela son algunos de los que han utilizado la tecnología desarrollada.
BAE y U.K. Sport se asociaron en enero de 2008 en una operación valuada en alrededor de 1,5 millón de libras en horas de empleados y equipos, explicó Kelvin Davies, jefe de ingenieros del fabricante y director de proyecto del emprendimiento.
Los productos desarrollados por BAE de Londres para los equipos británicos incluyen el llamado ergómetro excéntrico, una bicicleta que empuja las piernas hacia atrás y aumenta su fuerza, así como obleas que usan los ciclistas para mejorar el cronometraje de precisión. La mayor parte del trabajo de BAE se centró en perfeccionar el entrenamiento, dijo Davies.
Las obleas, adaptación de la tecnología existente de BAE para distinguir amigos de enemigos en el campo de batalla, permiten a los entrenadores seguir el desempeño de cada ciclista de un grupo por separado.
“Es como un código de barras complejo”, explicó Davies. “Hemos tomado la tecnología de las ciencias de la defensa y la hemos aplicado al mundo del deporte.” Adaptar el producto militar es “una excelente manera de mostrar nuestras capacidades”.
Por lo menos el 95% de los atletas británicos que más probabilidades tienen de ganar medallas en los 25 deportes olímpicos y paralímpicos han participado en el programa de innovación de U.K. Sport en algún momento de los últimos cuatro años, informó Drawer.

Bloomberg 

Ver comentarios