Enviar
Ricardo Taylor, gerente de Claro, habla sobre su preocupación por atrasos en entrada de competidores
“Apertura debe salir lo más pronto posible”
Llegada de la competencia en telefonía dependerá de fuerza con que el Gobierno la empuje, aduce el empresario

A pocos días del 14 de diciembre, fecha en que las empresas interesadas en la apertura celular deberán presentar sus ofertas, Ricardo Taylor, gerente de Claro Costa Rica, no duda que la compañía que representa formará parte de la lucha por una concesión.
El proceso para ello ha sido más largo de lo esperado; sin embargo, para aligerarlo será necesario que el Gobierno se meta de lleno, en un papel más protagónico que el mostrado hasta ahora.

¿Cuál es su valoración sobre el proceso de licitación para la apertura celular hasta ahora?

Ha sido un proceso largo, pero también de escrutinio. No estamos viendo nada diferente al resto de los mercados donde hemos participado, pero sí creemos que ha sido sumamente transparente, abierto al escrutinio público.
Uno hubiera querido un poco más de agilidad pero no todo se puede lograr.

Se manejan como fechas para el arranque formal de la apertura el 11 de octubre o el 12 de febrero de 2012, dependiendo de cuánto dure en la Contraloría… ¿Este año que falta es suficiente para prepararse tomando en cuenta que la competencia podrá operar durante todo este tiempo y fortalecerse?

Aquí lo importante es que el Gobierno, como el principal interesado en que este sector dinamice la economía, es el que debería procurar que todos los actores, llámense Gobierno u operador incumbente, estén listos para una competencia abierta que va a ser positiva para el país, especialmente desde el enfoque de empleo.
La apertura está a medio camino, obviamente nadie ha dicho que iba a ser fácil; es un sector grande, intensivo y de fuerte crecimiento; adicionalmente implica inversiones en infraestructura y estas se quedan en Costa Rica; no es algo que se manufactura y se saca; por eso creo que el arranque dependerá mucho de cuánto apoye el gobierno el tema de los trámites de permisos en un país donde le hemos puesto “permisología” a una nueva carrera.
Es una concesión en la que si bien la Sutel actúa como órgano instructor, el Gobierno es quien hace la concesión, por lo que se diría que a la hora en que uno viene a apostar por una inversión, el Gobierno debe estar matriculado en que salga lo más pronto posible.
Queremos ser enfáticos en que la regulación debe ser enérgica, independiente y con un poder específico hacia los regulados, eso conlleva a que haya un balance entre todos los actores que estamos dentro del ejercicio de proveer el servicio de telecomunicaciones a los costarricenses.

¿Ha sido balanceado ese proceso?

Creo que sí, pero todos los actores y futuros regulados, y el Gobierno, debemos abrazarnos a que la Sutel sea un órgano fuerte, independiente. Lo ha sido y debe seguir siéndolo.

¿Han encontrado dificultades por trámites?

El gobierno debe aquí ejercer una posición estratégica, en muchos países hasta el mismo presidente se ha metido de cabeza para que estos temas fluyan. Son permisos a los cuales hay que someterse, ser respetuosos pero también entendiendo la necesidad de que se trata de desarrollo económico. Las telecomunicaciones expanden economías; hoy los principales socios en recarga móvil son los comerciantes detallistas, pulperos, farmacias, ventanitas de ventas de comida, etcétera.

En pocos días hay elección de alcaldes, ¿eso podría cambiar la forma de ver la apertura entre las municipalidades y afectar el proceso en cuanto a permisos?

Particularmente no podemos puntualizar una región que nos vaya a obstaculizar en ese sentido. La Ley General de Telecomunicaciones viene a establecerse debajo de un Tratado de Libre Comercio, por lo que hay una obligatoriedad de todos los entes a cumplirla. Yo supongo que si por diferencias ideológicas se quiere obstruir un proceso de estos, el único que sale dañado es el país. Si estamos sometidos a este imperio del derecho, también los funcionarios de esas municipalidades deben procurar seguir el debido proceso.
El Tratado tiene una equivalencia de orden constitucional, por lo cual creo que hay un mandato…

Si encontraran alguna región donde no les den permiso para instalar torres, ¿acudirían a las instancias legales?

Acudiríamos sin duda a las instancias pertinentes, hablo de Sutel, de Minaet, la Rectoría de Telecomunicaciones aquí juega un papel importante en esto de agilizar los procesos. Ellos están trabajando en fortalecer el tema de que los trámites y permisos sean expeditos.

¿Si usted fuera Eduardo Doryan, presidente del ICE, estaría preocupado?

(Sonrisas) Lejos de estar preocupado estaría trabajando minuto a minuto, hora a hora, día a día en algo que es esencial y es en lo que todos nos vamos a enfrentar: un servicio al cliente de primera calidad y de servicio de telecomunicaciones de primer mundo.

Luis Valverde
[email protected]

Ver comentarios