Logo La República

Domingo, 19 de mayo de 2024



FORO DE LECTORES


Antes de irnos al Mundial… ¡Reflexione para el 2023!

Carlos Morales Navarro carlos.morales@grupocamacho.com | Miércoles 16 noviembre, 2022


Carlos


El año se acaba en un abrir y cerra de ojos. Hoy ya es 15 de noviembre y se viene mes y medio de celebraciones, fiestas y reuniones que nos sacan a todos, hasta los empresarios, de la rutina. Este año por partida doble con la combinación de la navidad y el Mundial.

Por eso, antes de que se enfieste por mes y medio le recomiendo que haga sus reflexiones de fin de año… No vaya a ser que luego, entre reuniones, tamales, partidos de fútbol y celebraciones con rompope sienta que no tiene tiempo o cabeza para desacelerar, pensar y tomar acción.

Esta reflexión previa también le será útil para enfrentar los próximos cuatro meses, en los que además de la fiesta, en su empresa tendrá gastos extraordinarios, pagos de aguinaldos, vacaciones y merma en ventas o nuevos negocios y, por supuesto, la cuesta de enero, que sí, puede también afectar a los negocios, y el cierre fiscal.

Los empresarios y las empresas tienen preocupaciones al cierre del año que van más allá del cierre fiscal, pero como sé que es todo un tema, les recuerdo este buen compendio de beneficios fiscales que compartió mi socia hace unas cuantas semanas: Algunas luces navideñas para MIPYMES en este cierre fiscal. Les recomiendo releerlo en conjunto con esta entrega, con la que pretendemos que tenga un mejor 2023.

Vamos a la materia:

1. Cuide su flujo de caja. Nunca nos cansaremos de decirlo. Muchísimas empresas se vuelven insostenibles no por falta de ventas o por bajos márgenes, sino por un inadecuado manejo de su flujo de caja. Ciclos de pago cortísimos y ciclos de recuperación larguísimos que ponen en riesgo la operación diaria.

Noviembre y Diciembre de Mundial y Navidad son el escenario perfecto para poner a prueba su capacidad de gestión de flujo de caja. Tendrá gastos extraordinarios: que aquella celebración del mundial con sus colaboradores, que la fiesta de fin de año, que los aguinaldos para los que olvidó crear la previsión… Y a la vez, el mercado como un todo estará enfocado en fútbol y regalos.

Con suerte, su negocio más bien se favorece de la estacionalidad y estos dos meses son un periodo alto en ventas, pero también es sabido que diciembre es un mes históricamente difícil para muchos negocios, sobre todo de servicios, en los que los clientes ante ponen gastos de temporada sobre la compra de sus servicios. Un mes corto de 2 semanas y media o tres, pero con el doble de gasto para los negocios.

Un buen manejo de flujo de caja para este último mes y medio y para el primer trimestre del año próximo será fundamental para la salud financiera de su empresa.

Si la cuesta de enero es cuesta cada año, imagínese la del 2023 luego de mes y medio de fiesta por Mundial y Navidad. ¡Cuidado! Que puede que mucha gente extienda su sequía de compras por un tiempo mayor al habitual.

Además, con el nuevo calendario tributario, es en ese primer trimestre que deberá enfrentar la liquidación anual del IVA y el pago del Impuesto sobre las utilidades.

Proyecte sus gastos fijos para cada mes, qué es lo que tiene asegurado que se dará: el alquiler, los servicios públicos, los salarios de su equipo. Estime los gastos extraordinarios y valore cuáles puede posponer para cuando sea prudente.

Identifique su posición de liquidez con base en bancos y el ingreso que debe lograr para que en este cierre y principio de año su flujo de caja salga bien librado.

Prepárese y tenga a mano el plan B. ¿Qué pasa si esos ingresos que necesita no llegan? ¿Tiene cómo capitalizar su empresa para darle un empujón al flujo de caja? ¿Tiene fuentes de financiamiento expeditas que le permitan hacerle frente a un faltante de dinero? Prepárese y tenga esas opciones a mano.

2. Defina un presupuesto para el año y apéguese a él. Lo sabemos, es difícil pensar en presupuestos y proyectar en un entorno de alta volatilidad, cambio e incertidumbre, pero es más difícil sortear estas condiciones sin un mapa de ruta que intente guiarle.

Tome sus costos y gastos de lo que va del 2022. Disecciónelos a consciencia, identifique qué era un gasto prescindible y qué si o sí deberá repetir el año próximo, tenga claro qué partidas debe aumentar o incluso qué nuevos gastos debe incluir.

Trabaje con sus ventas, conozca si existen tendencias a las que prestar atención. Identifique estacionalidades por servicios o productos y prepárese para ello. Genere proyecciones positivas, neutras y negativas de las ventas del próximo año.

Trate de mapear el comportamiento esperado de su negocio. Contemple ahí la inclusión de nuevos servicios o mercadería.

Para el 2023 trate de apegarse lo más posible a lo presupuestado. Lleve un pulso de ventas para conocer cómo se están comportando respecto a los esperado.

Liquide los gastos y costos mensualmente y ajuste las partidas según sea necesario.

El presupuesto de su empresa se asemeja al de su hogar, procure cumplirlo lo más posible y negocie entre una y otra partida si hay gastos adicionales por cubrir.

3. No olvide la innovación. Innovar o morir dicen algunos… ¡Y están más cerca de la verdad de lo que a muchos les gusta aceptar! Su negocio debe innovar constantemente… Ya sea en productos, nuevos servicios o propuestas de valor para sus clientes. Puede innovar en los canales de comunicación con clientes, o mejorar la calidad de X o Y tipo de servicio.

Con frecuencia se confunde innovación con tecnología y, aunque suelen ir de la mano, la innovación va mucho más allá de soluciones tecnológicas.

Es más, casi podría decir que tratar la innovación como algo intrínseco a la tecnología es enfocarse en la herramienta antes que en el problema raíz. La innovación es eso. Resolver problemas de manera distinta.

Usted y su equipo deben dedicar tiempo y presupuesto para innovar en el próximo 2023. Dedicar espacios sustanciales a pensar en el negocio, en las necesidades que este puede resolver y en cómo las puede resolver mejor: Una mejor solución suele ir ligada a mayor simpleza, velocidad o rango de acción.

Innovar no implica dar un golpe de timón de noche a la mañana y transformar su negocio, es generar cambio constante, mejora continua con base en el entorno, las condiciones y los recursos disponibles.

4. Adopte seriamente la tecnología. Lo sé, en el punto anterior dije que la tecnología no es necesariamente innovación. Pero adoptar la tecnología es fundamental para el futuro de su negocio en el 2023… Debió serlo en el 2019, en el 2020, 2021, y por supuesto en el 202w.

Si siente que su negocio aún no ha logrado montarse en esa ola tecnológica, este es el año para hacerlo.

Plantéese seriamente lo siguiente: Para este momento su empresa debería funcionar 100% en la nube, contar con una suite de ofimática robusta, con documentos en línea y disponibles para trabajo colaborativo. Debería tener una amplia presencia web y de redes sociales y ojalá, estar tomándose en serio la robótica de procesos.

La inversión tecnológica, bien pensada, es eso. Una inversión y no un gasto como suelen verlo los empresarios. Buenos equipos, con alta tecnología y automatización es sinónimo de mejores rendimientos.

5. Planifique estratégicamente. Si le presta cuidado, todo lo que le he dicho hasta el momento tiene que ver con planificación y estrategia. Con definir un rumbo para su compañía para lo que queda del año, pero sobre todo para el 2023.

Tómese su tiempo, acompáñese por sus colaboradores más allegados y defina una estrategia que contemple las perspectivas financieras, de satisfacción de cliente, de mejora en procesos internos y de aprendizaje y crecimiento organizacional.

¡No se vuelva loco definiendo objetivos incumplibles! Elija unos pocos y enfóquese en ellos. Aprenda a darles seguimiento y ver cómo poco a poco va cumpliéndolos.

6. Cuidado con sus impuestos. Por último, no puedo dejar de decirlo… ¡Cuidado con ese gasto altísimo! El pago de impuestos es uno de los rubros de gasto fuertes de todo negocio y si se hace a la ligera le puede ser carísimo.

Bien lo decía Lucía en su columna anterior, hay oportunidades de ahorro y beneficios importantes, si uno los sabe aplicar. Lo mejor es asesorarse con expertos tributarios, no con su contador. Son dos profesionales bien distintos y el primero realmente puede hacer una diferencia en su negocio.

Lo sé, más de uno lee esto y piensa: “Pero mi negocio es muy pequeño para asesorías fiscales…” ¡Pues no! Un par de horas mensuales de consultoría pueden hacer una enorme diferencia. Es cuando la empresa está en proceso de crecimiento cuando más provecho se le saca. Son los insumos necesarios para una estrategia de expansión segura y sin riesgos tributarios.

Un par de semanas más y empieza la fiesta… Ya sea por el fútbol o por navidad, ¡no pierda de vista los últimos meses del año en su negocio! Tómese su rato, planifique, defina estrategia y prepárese mejor que nunca para el 2023. En Grupo Camacho Internacional nuestros consultores pueden apoyarle para tener un mejor año.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.