Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Ante una baja, solo queda levantarse

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 18 agosto, 2014



Ante una baja, solo queda levantarse

La semana pasada y esta, hemos dado énfasis a la posibilidad de que la calificadora de riesgo internacional Moody’s baje la nota del país, por el creciente déficit financiero y la falta de acciones concretas.
Al pensar en una mala calificación, solo queda levantarse, eso siempre me decían a mí todas las autoridades de vida cuando estaba en el colegio o en la universidad.
Comentarios como “tiene que ponerle”, “busque soluciones”, “ahora lo único que queda es recuperarse en el próximo examen”. Esas mismas ideas creo que debe tomar en cuenta el actual gobierno, incluso sin importar si llega a darse o no la mala noticia.
En situaciones difíciles, siempre se encuentra un espacio para generar buenas oportunidades y crecer. Es claro que estas nuevas autoridades solo tienen 100 días de estar en el poder y que este es un tiempo muy corto como para mostrar soluciones puntuales al déficit.
Pero sí tendrán más de 365 días para mostrar soluciones que le demuestren no solo a Moody´s, sino también a Fitch Rating y Standard & Poor’s, que se quieren arreglar muchas cosas del manejo y los números de las finanzas nacionales.
Ya el gobierno ha impuesto directrices que van en esos matices, principalmente en el tema de bajar gastos. Pero no es suficiente, debe ser más severo y los empleados públicos deben entender que los “derechos adquiridos” sin dinero, no son nada.
Por otro lado, se deben aumentar los ingresos, atacar la evasión no solo de grandes contribuyentes, sino también de esos miles de pequeños que sumados todos podrían ayudar mucho a tener más dinero en las arcas.
Clamo por mayor educación fiscal y financiera, que nos enseñe desde pequeños que el valor del dinero no solo es el ahorro, sino el orden y el deber de pagar debidamente al gobierno para tener mejor desarrollo y condiciones civiles.
Al final, todo este asunto de las finanzas públicas nos compete a todos, no solo a las autoridades, ya que es Costa Rica quien se ve perjudicada, no una hoja de vida de un presidente o un ministro. ¡Así que, a levantarse!

Fabio Parreaguirre
[email protected]