Miguel Angel Rodríguez

Miguel Angel Rodríguez

Enviar
Lunes 20 Marzo, 2017

Creo necesario fortalecer a ANFE para que pueda contribuir con gran éxito a enfrentar los nuevos retos

ANFE

ANFE nació en tiempos exitosos para el intervencionismo estatal y la regulación arbitraria de las actividades empresariales, cuando las personas estaban hipnotizadas por la falsa promesa de que el estado sabía y podía resolver los retos del desarrollo. Cuando incluso el totalitarismo soviético aparecía incontenible y en Cuba se establecía el comunismo de los Castro.
Nació para combatir esos mitos y promover la libertad y con ella la creatividad, la eficiencia y el progreso.
Nació en 1958 creada por un puñado de profesionales y empresarios convencidos de las enormes capacidades creadoras de las personas y del poder generador de progreso que surge de los intercambios libres y voluntarios.
De la mano del joven médico Dr. Fernando Trejos Escalante recibió su fe en la producción de la empresa privada y la solidaridad de un sistema de previsión social que incluyera a los desposeídos y marginados en los frutos del progreso. Tuvo en Guido Fernández el convincente gestor de sus primeras expresiones. Contó con dedicados y capaces presidentes y directores que supieron pregonar y defender sus ideales de libertad, dignidad y progreso. Encontró en la sabiduría de Alberto Di Mare y el tesón sintetizador de Cecilia Valverde, la fuerza que le permitió resistir los embates del poderoso proteccionismo y del estado empresario de los años 70.
Anunció la quiebra del esquema estatista y propició el cambio de modelo que pudiera superar la crisis del proteccionismo intervencionista.
Hoy ANFE es tan necesaria como ayer.
En nuestro país el modelo promotor de exportaciones y sostenido por la inversión extranjera, con un estado ineficiente y gastón, acumula sus debilidades. La economía dual generada crea un altísimo desempleo entre las personas con escasa educación, nos impide disminuir la pobreza y aumenta la desigualdad.
En el exterior avanzan los populismos, se ataca al libre comercio y pierden prestigio la democracia y el estado de derecho que son indispensables para nuestro bienestar y progreso.
Por eso considero que Costa Rica está en una circunstancia en que se requiere una ANFE muy fortalecida.
Una ANFE que goce de un amplio apoyo de empresarios, profesionales y académicos comprometidos con la libertad, los mercados libres, la descentralización en las decisiones, la apertura comercial, la competencia, un gobierno eficiente y un estado con un profundo apego al estado de derecho y respetuoso al extremo de las libertades individuales.
Empresarios, profesionales y académicos que puedan actuar sin que predominen ni intereses de política electoral, ni necesidad de llegar a acuerdos, ni búsqueda de ventajas gremialistas.
Costa Rica para estos años necesita una ANFE que sea un centro de pensamiento y reflexión independiente de intereses partidistas y gremialistas, que pueda iluminar la discusión nacional respecto a los cambios que necesariamente deberemos adoptar.
Admiro y agradezco lo que en las últimas décadas abnegados directores han hecho por mantener una ANFE viva y seria, en difíciles circunstancias, cuando su acción no aparentaba ser tan trascendental, aunque lo era. Pero creo necesario fortalecer a ANFE para que pueda contribuir con gran éxito a enfrentar los nuevos retos.
Para ello se requiere la participación entusiasta de profesionales, académicos, empresarios que den a ANFE su fuerza y su talento, sus recursos intelectuales, volitivos y financieros
Invito a todas las personas que en el pasado han participado en ANFE a reincorporarse con nuevos bríos. Invito a todas las personas amantes de la libertad y preocupadas por nuestro destino a afiliarse a ANFE y a ocuparse de promover reflexiones, propuestas y cambios institucionales que fortalezcan nuestro progreso en libertad.
Una nueva directiva ha preparado un conveniente cambio de estatutos y está convocada una asamblea general extraordinaria de asociados para el próximo 30 de marzo de 2017, a las dieciocho horas con treinta minutos exactos, en el domicilio social de ANFE en San José, costado norte del Templo Votivo del Sagrado Corazón de Jesús. Puede obtener información para afiliarse y participar al teléfono 2253-4460.
Promovamos la libertad para progresar con dignidad. Fortalezcamos a ANFE.