Foto 1
Enviar

 Cuando los bonos de la empresa telefónica mexicana Axtel se hundieron a un mínimo histórico en marzo, Mariela Anguiano tuvo que algo que explicar.
En los últimos cinco meses, la analista de BCP Securities había sugerido a los clientes comprar los bonos, a pesar de que éstos se desplomaron un 15%. Pese a la caída, Anguiano no titubeó.
Argumentó que la deuda se había visto injustamente perjudicada por una liquidación de los mercados emergentes y que las razones para comprar de los bonos no habían cambiado.
Axtel, empresa que comercializa paquetes de servicios de telefonía, Internet y televisión por cable, todavía estaba en condiciones de beneficiarse con la propuesta del gobierno mexicano de fomentar la competencia en un sector ampliamente dominado por América Móvil, compañía del multimillonario Carlos Slim.
“No hubo noticias concretas y reales relativas a Axtel que hubieran causado esa caída, así que decidimos seguir adelante porque sabíamos que los indicadores fundamentales de la compañía no habían cambiado y que estaban mejorando”, recuerda Anguiano, de 29 años, que les dijo a los clientes.
Lo acertado de la propuesta de Anguiano se comprobó el 2 de octubre, cuando Axtel acordó ser adquirida por el conglomerado Alfa SAB.
El anuncio generó el mayor repunte en un día de los $545 millones de bonos de Axtel que vencen en 2020, seguido por otro aumento este mes, cuando la compañía declaró que amortizaría los títulos como parte de la adquisición, medida pronosticada por Anguiano.
Los títulos hasta ahora rindieron un 36% desde su caída en marzo, frente a una pérdida promedio de 3,9% en los mercados emergentes.
“Ésta es una de nuestras mejores jugadas”, dijo Anguiano, que posee una maestría en finanzas cuantitativas y se graduó en administración de empresas en la Fordham University, en una entrevista telefónica desde Greenwich, Connecticut.
México promulgó la ley de reforma de las telecomunicaciones en 2014 con el fin de fomentar la competencia en el sector y reducir los costos de los proveedores más pequeños con medidas como la eliminación de tarifas que pagaban los competidores como Axtel para conectarse a la red de América Móvil.
La medida hizo más realista la idea de crear un competidor del coloso de Slim.
Standard Poor’s califica a Alfa, cuyas empresas producen de todo, desde repuestos para automóviles hasta fiambres, seis niveles por encima de Axtel con BBB-, el grado de inversión más bajo. Alfa fusionará su división telefónica Alestra con Axtel. Mientras que Alestra posee más clientes de empresas, Axtel se enfoca en clientes residenciales y ofrece líneas de fibra óptica con video e Internet de alta velocidad en grandes ciudades como Monterrey y Ciudad de México.
El peso mexicano subió un 1,8% a 18,40 pesos por dólar del viernes en Nueva York.
Los bonos 2020 de Axtel cotizaron a 106,27 centavos por dólar de valor nominal el jueves, por encima del mínimo récord de 84 centavos por dólar de valor nominal del 4 de marzo. La compañía anunció el lunes que recomprará los bonos a 106,75 centavos de dólar.
o que terminó pasando”.
 

Ver comentarios