American reduce vuelos a Cuba y frustra planes de turistas
Foto Bloomberg.
Enviar

Las aerolíneas de Estados Unidos estaban exultantes a comienzos de este año cuando se anunció que se reiniciarían los vuelos comerciales a Cuba después de más de 50 años; un ejecutivo de una de las compañías más importantes lo consideró casi como “una oportunidad única en la vida”.Sin embargo, en momentos en que las aerolíneas estadounidenses comienzan a volar esta semana a La Habana, el tan ansiado auge de viajes a Cuba está en duda.

Con el argumento de una demanda débil, American Airlines Group Inc. redujo sus planes a casi un cuarto de sus vuelos a la isla para principios del año próximo. Y, como un golpe posiblemente de gracia, el presidente electo Donald Trump amenaza con rescindir las nuevas políticas flexibles respecto del país isleño, dejando el futuro de los viajes en un limbo.

La decisión de American no está relacionada con la posible retirada de Trump de Cuba, dijo Matt Miller, vocero de American Airlines, quien destacó que la línea aérea implementó los recortes una semana antes de las elecciones.

Los comentarios de Trump hicieron que algunos viajeros acelerasen sus planes de visitar Cuba antes del cambio de gobierno o que los postergasen hasta que el presidente electo deje en claro sus políticas Servicio diario

La incertidumbre representa un fuerte cambio respecto de marzo, cuando las aerolíneas estadounidenses pedían autorización para hacer casi 60 vuelos diarios de ida y vuelta a La Habana, el triple de las 20 frecuencias diarias autorizadas en el marco del acuerdo entre Estados Unidos y Cuba. También solicitaban permiso para hacer 10 vuelos diarios de ida y vuelta a otros nueve destinos en la isla.

Esto ocurrió después de las órdenes ejecutivas impartidas el año pasado por el presidente Barack Obama que allanaban el camino a los agentes de viajes y al público para que reservaran vuelos directos a la nación comunista siempre que los viajeros cumpliesen con 12 razones aceptadas para una visita, tales como actividades educativas o visita familiar. El embargo comercial de Estados Unidos sigue imponiendo condiciones al turismo y comercio.

Ocho aerolíneas, entre ellas American, iniciaron el servicio a La Habana esta semana, con la expectativa de completar un total de 500 vuelos a la ciudad para fin de año, según el Departamento de Transporte de Estados Unidos. Los vuelos a ciudades más pequeñas de Cuba comenzaron a comienzos de 2016. Es improbable que un recorte en los vuelos a Cuba afecte el negocio de las aerolíneas en un plano material. Cuando las líneas aéreas de Estados Unidos solicitaron autorización a comienzos de año para ofrecer vuelos a cuba, Bob Jordan, director comercial de Southwest Airlines Co., dijo que “el ansia acumulada de poder viajar a Cuba es tremenda” después de décadas sin servicio comercial.“No lo llamaría ‘una oportunidad única en la vida’, pero diría que es casi así”, dijo en aquel momento.

Ver comentarios